Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/184599
Víctor del Río, camarista penal

Salvo contadas excepciones, la gente se entusiasma para integrar jurados

El juez que desde 2013 acompaña la iniciativa en la provincia sostiene que en los primeros contactos la experiencia fue provechosa.

Con la selección por sorteo de la magistrada Alicia Cáceres como jueza técnica, se aguarda la comunicación de la primera causa penal que tendrá sentencia en un juicio por jurados.

“Advertimos personalmente un afán de participación de la gente”, señaló el camarista.

“El Superior Tribunal de Justicia va a dar a conocer la causa y la asignación que se elegirá también por sorteo”, adelantó Víctor del Río a FM Universidad.  

Hasta el momento solo trascendió que el primer juicio en la provincia con esa modalidad se realizará en la primera quincena de noviembre. 

“Estamos próximos a precisar la fecha, se están cumpliendo los pasos previstos para poner en marcha el sistema”, comentó. La lista final contendrá 12 titulares y 2 suplentes, con mujeres y hombres en partes iguales.

Una vez conocidos los nombres de quienes potencialmente integrarán el primer jurado, Del Río sostiene que fue una fiesta cívica, con acompañamiento de todos los estamentos del Estado en una tarea muy bien realizada por Ecom.

Para la notificación de los potenciales jurados, jueces, fiscales, defensores y funcionarios de varias áreas del poder judicial se ofrecieron de manera voluntaria para ir a cada domicilio. “Estuvo la presidenta del Superior Tribunal de Justicia Emilia Valle, jueces de primera instancia y varios camaristas acompañamos esta experiencia inédita en el país”, describió.

“En general somos muy críticos con nuestras sociedades creemos que son displicentes, poco comprometidas, desafectadas en las cuestiones públicas, y la verdad es que la experiencia que tuvimos nos demostró lo contrario”.

“En general, salvo contadas excepciones, la gente respondió muy entusiasmada. Tanto en estratos sociales altos y en villas periféricas. Esto demuestra la calidad de ciudadanos que tenemos y que cuando una institución es buena la gente se anima y participa”.

Ante el hecho de que pese a ser sorteado puede suceder que no sea llamado para integrar un jurado, “hubo personas que nos pidieron -incluso personas no sorteadas- que querían se las incluya”.  

“Creo que este acompañamiento que recibimos, pese a no tener recursos para organizar una campaña publicitaria, fue gracias al gran respaldo de los medios que contribuyeron en esa respuesta”.