Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/179117

¿Cuidamos nuestro patrimonio?

Una vez más toca escribir sobre el patrimonio de Resistencia, pero no por las esculturas, sino de los monumentos que siempre son acechados por el vandalismo.

¿Por qué los monumentos sí y no las esculturas? ¿Por qué no ponerle rejas a estas grandes estructuras? ¿Valoramos nuestro patrimonio? ¿Cuidamos nuestra identidad? ¿Quién tiene la culpa? ¿Podemos llegar a ser, realmente, considerados como la ciudad de las esculturas? Estas y otras preguntas más suelen no tener respuestas o, si las hay, siempre son cruzadas. 

Fabriciano, el hombre detrás del patrimonio escultórico de la ciudad, hoy sufre por los ataques vandálicos a los monumentos.

El Estado se hace cargo de algunas remodelaciones, buscan cercar y las voces libres de la cultura se oponen. Surgen nuevos entredichos, las culpas empiezan a surgir pero realmente nadie se hace cargo de que a las esculturas, monumentos y todo aquello que forme parte de nuestra identidad cultural como chaqueños, nos corresponde a nosotros.

Más de 600 esculturas hay instaladas en toda la ciudad, algunas sufrieron hechos vandálicos pero en su mayoría están bien cuidadas ¿Por qué tanto nos cuesta también resguardar nuestros monumentos?

El San Martin, ubicado en la Plaza 25 de Mayo, se limpia alrededor de 11 veces al año. Los grafitis son plasmados por aquellos que solo buscan hacer daño. Porque no se trata de apagar las manifestaciones culturales, sino que no se realicen en lugares inapropiados.

En todo este marco, al cual se podría agregar muchos comentarios y adhesiones tanto a favor como en contra, se busca que empecemos a tomar conciencia de que si nosotros no podemos sentir orgullo por nuestro patrimonio, nadie va a cuidarlo. “Uno no ama lo que no se conoce”, es una frase muy utilizada, pero cierta. Llegó el momento de apropiarnos de nuestra cultura, de lo que fueron dejando grandes artistas y empezar a respetarlo.

Una de las voces que se levantó en contra de poner rejas alrededor de monumentos fue Fabriciano Gómez Lollo, el presidente de la Fundación Urunday y gran hacedor de nuestra cultura, quien siempre expresó que no deberían estar allá porque sería un impacto visual y perdería la ciudadanía la libertad de poder apropiarse de su patrimonio.

Con respecto a cómo siente él estos ataques al arte por el vandalismo o el nombre que cada uno quiere poner, Fabriciano dijo sentir mucho dolor pero siente la esperanza de que todo va a cambiar y que solo es cuestión de que se cree un departamento de restauración para poder seguir acompañando el crecimiento de la cultura.

Pero ¿hace falta el departamento de restauración? Claro que sí, porque es necesaria el cuidado de obras. Pero no debería ser la respuesta y la solución, sino más bien, buscar la creación de conciencia en la sociedad. Hacernos cargo de lo nuestro, querer la cultura para cuidarla y difundirla.

PRESERVACION Y RESTAURACION

El intendente Jorge Capitanich se reunió con autoridades de la Fundación Urunday, con quienes coordinó distintos puntos vinculados al programa de preservación y restauración del patrimonio escultórico de la ciudad.

Los trabajos de limpieza ya comenzaron en la Plaza 25 de Mayo. Se limpia alrededor de 11 veces al año y vuelve a sufrir intervenciones.

“Esta misma semana estaremos definiendo las cuestiones operativas para garantizar la puesta en marcha del plan que nos permitirá la protección de nuestras más de 600 esculturas”, explicó el intendente.

Las acciones implementadas responden a la reciente aprobación de la ordenanza 12948/19, que establece la creación de un área especial, dentro de la estructura municipal, que se encargará del mantenimiento y preservación del patrimonio artístico y cultural a cielo abierto de Resistencia.

“Se asignará el presupuesto correspondiente, así como un grupo conformado por personal calificado”, adelantó el jefe comunal.

Capitanich sostuvo que la ordenanza va en línea con la decisión del gobierno municipal de postular a la capital del Chaco como patrimonio cultural de la humanidad a través de la Unesco. El intendente detalló que la entidad internacional exige que el municipio realice una cuantificación total de las esculturas existentes en la ciudad.

“El objetivo es avanzar cuanto antes con este registro y contar con información actualizada y pormenorizada acerca de nuestro patrimonio escultórico”, acotó.

Por último, el jefe comunal mencionó que se trabajará en conjunto con la Fundación y el Sindicato de Trabajadores Municipales para la creación de la estructura orgánica y la creación del departamento que tendrá a su cargo el programa de restauración de las obras de arte.

Fabriciano Gómez adelantó que mediante un acuerdo con la UNNE ha avanzado en la puesta en marcha de una tecnicatura en restauración de esculturas, iniciativa que permitirá a la ciudad contar con al menos 25 personas calificadas en la temática.