Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/178682

La ganadería chaqueña quiere ser competitiva en el nuevo escenario mundial de las carnes

Con un nutrido análisis de la potencialidad ganadera que tiene el Chaco pero que sigue estancada sin ver un crecimiento sostenido, productores ganaderos de esta provincia enrolados en el Grupo Agroperfiles expusieron el cuadro de situación actual y apuntaron a una ‘imperiosa necesidad‘ de trazar políticas para el sector.

SÁENZ PEÑA (Agencia) -Definen que los programas deben ser consensuadas a corto-mediano y a largo plazo para que permitan establecer metas orientadas a lograr competitividad, en un nuevo escenario que plantea el mercado mundial de las carnes.

Luego de conocer los datos referidos a la pérdida de 260.000 cabezas de ganado durante el último año, los productores chaqueños manifestaron su opinión al respecto, coincidiendo en que la situación es complicada para el sector.

Existencias ganaderas a marzo de 2019 en el Chaco, según datos oficiales.

LA OPINIÓN DE LOS PRODUCTORES

En tal sentido, Fredy Billa, de la zona Machagai, opinó que ‘Si pretendemos cubrir los requerimientos de exportación esto nos va a retrasar mucho, para mí la baja de peso de faena en las hembras va a ser nefasto. No se debería faenar hembras de no menos de 350 kilos, así el productor tiene la opción de vender para carne o para madre‘.

‘No se olviden de que se viene la exportación de ganado en pie, eso es inminente, tarde o temprano ese sector va a obligar a los frigoríficos y consignatarias a mejorar los precios del mercado local‘, enfatizó y agregó que ‘esto es como apretar el freno de un auto, sin sacar el cambio, estamos matando la fábrica de terneros, achicando el rodeo, lamentablemente‘.

Por su parte el productor de la zona sur de Sáenz Peña, Cristian Molnar, dijo que desde hace años se escucha que el valor de las cabezas de ganado va a mejorar pero nunca pasó.

EFECTO SERRUCHO

El productor de la zona de San Martin, Daniel Fontana, atribuyó a que son los permanentes vaivenes que sufre la ganadería y siempre ha sufrido, el efecto serrucho, retención cuando la hacienda vale, cuando los precios son rentables o cuando el productor está animado como para seguir haciendo inversión y liquidación en los momentos en los que aparece la desazón y no hay una visión de mejoría. Sumado a esto ahora, la gran posibilidad de venta a China, el buen precio de la vaca y mucha gente está vendiendo vacas que a lo mejor no tenía que vender o que normalmente se retienen, igual se están vendiendo porque hay deudas que pagar.

‘Lamentablemente -dijo-como no tenemos visión de ganadería a largo plazo, siempre actuamos al corto plazo, se vende o se líquida cuando no hay posibilidades de crecimiento y se retiene cuando los precios son buenos y el productor está animado‘.

Los procesos de liquidación siempre existieron, cuando supera el 45-48% de la faena anual o en el tiempo que se tome estamos en un tiempo de liquidación, es lo que está pasando y va a seguir pasando en la medida en que no tengamos mejoría en los precios de la hacienda.

Si comparamos todos los costos cómo subieron y siguen subiendo y el recupero del precio de la hacienda, en enero explotó y hoy otra vez está planchado. El único que sostiene el precio es la vaca gorda, hoy los remates de vientres anda en promedio $30 mil y una vaca de exportación para carne está más o menos ese precio.

La exportación debe ser mínimamente del 20%, sin exportación no hay crecimiento y eso es lo que viene pasando, no tenemos un plan ganadero a nivel nacional, indicó.

VISION DE FUTURO

Carlos Ruiz productor de la zona Las Pirámides, al norte de Rio Muerto, indicó que ‘con la ganadería no pasa más que lo mismo que pasa en general con casi todas las actividades del país.

El stock ganadero sigue sin muchas variaciones respecto del año anterior. Los productores no obstante ven un potencial enorme.

Esto un gran desaguisado, no hay políticas claras, no tenemos una visión de futuro. Y no es culpa de este gobierno, y sí es culpa de 50 años de decadencia‘. ‘Ojalá el país se vaya ordenando de a poco, pero hoy por hoy, y menos un productor chico ganadero, no se le puede pedir que planifique y que sepa para dónde ir‘, consideró. Un día vamos para un lado, y el otro día para otro, observó señalando que no se sabe ni cuánto vale la hacienda. ‘y a río revuelto, ganancia pescadores. Y los productores hoy somos los pescados. Eso hay que tenerlo muy en claro‘.

‘Para retener vientre y ampliar tu ganadería hay invertir, y para poder invertir hay que tener buenos márgenes, cosas que hoy todos sabemos que no es así, o deben existir vías de crédito o financiamiento disponible‘ consideró. Además agregó que ‘si no hay vías de financiamiento disponible, y en este país hoy no existen, no se puede pensar en ampliar el rodeo de cría. Porque se tiene el primer retorno a los tres o cinco años. Es muy difícil.

Entonces ante la incertidumbre, la falta de financiamiento, la falta de todo apoyo y la falta de cosas claras, hace que el productor venda su novillo su y sus animales de refugios y sus vacas vacías, y a lo mejor no puede retener la vaquillona o las terneras. Es nuestra realidad lamentablemente‘.

‘Ojalá podamos ordenar un poquito las variables macro como país y planificar zonas, actividades, futuros, y ahí la cosa cambiaría mucho‘, finalizó.