Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/177328

Ella tiene 72 y encontró al amor de su vida en su esposo de 19 años

Es polémico: una abuela consiguió su alma gemela en un joven 53 años menor. Ya tienen 2 años casados y buscan dar un mensaje de que lo que importa es el querer y no un número.

Una polémica historia de amor no deja de comentarse en las redes sociales, y es que Almeda Errell, una abuela de 72 años y su "alma gemela", Gary Hardwick, de 19 años, no se casan de publicar cómo es su amorosa relación pese a la enorme diferencia de edad.

Almeda, enviudó luego de 43 años de casada, y se la pasaba llorando luego de eso sin pensar en que pronto llegaría el amor verdadero. La mujer de Maryville, Teennesse, jura que encontró el amor de su vida una vez que lo conoció.

 

Si amas a alguien, la edad parece solo un número, aseguró Gary

 

Cuando menos lo imaginaba ella tropezó con los ojos de Gary, quien solo tenía 17 años, en una fiesta de cumpleaños. Ninguno se sintió intimidado por las edades y sintieron un feeling instantáneo, él dice que quedó encantado con sus ojos azules y su personalidad.

 La relación dio de que hablar en Estados Unidos pero se convirtió en polémica cuando ambos decidieron casarse hace dos años.

Gary muy seguro de su amor empezó a salir con Almeda, describe que la química era increíble y siempre lo hacía reír. Él se considera un hombre muy maduro así que no dejó que la brecha los afectara.

Para Hardwick es muy personal quienes deciden esperar para casarse, pero que él estaba seguro de que era lo que quería, así que quiso casarse.

Gary describe a su amor como una 'amante increíble' y que la primera vez que hicieron el amor fue una experiencia maravillosa donde hubo 'una conexión muy profunda'.

En la familia de Almeda no todos aceptan la relación, es que la brecha de edades puede afectar en un principio, pero esperan que con el tiempo entiendan.

A sus nietos les costó más entender al principio, son 6 chicos jóvenes donde uno es hasta mayor que Gary por 3 años. Asimismo, a la hija de Almeda aún le parece raro ver a su mamá con un chico que podría ser su hijo.

Pero ahora están muy contentos de ver que alguien hace feliz a su abuela, y Aaron, uno de los nietos, hasta bromea diciéndole abuelo, aunque lo ve como un amigo más.

Para ellos el amor es lo principal y buscan dar un mensaje de que lo que importa es el querer y no un número, siempre y cuando ambas personas sean mayores de edad, por supuesto.

Fuente: Bioguia. 

Notas Relacionadas