Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/172009

Diego reivindicó a Messi

El maestro Macaya Márquez, un lujo haber trabajado con él, me enseñó que la crítica debe ser argumentada y sin faltar el respeto al protagonista.

Así, nadie podrá reprocharte nada, tal vez enojarse u ofenderse, pero habrás realizado tu trabajo como corresponde. Por supuesto que he violado ese código sagrado algunas veces, pero trato de corregirlo.

Vamos al punto. Maradona y Messi, Diego y Leo, al DT de Dorados, si bien no es periodista, le caben las generales de la ley, la crítica dura, pero futbolera, nutre y se acepta, además todos vimos la realidad de Rusia 2018, pero cuando la crítica es artera, molesta, no gusta, cae mal.

Pasadas más de 24 horas de los dichos de Diego, siento que sus declaraciones generaron más que nada, repudio. Apoyo a Messi.

Es decir, consiguió el efecto inverso al buscado, marcar las diferencias entre él y el 10 del Barcelona como líderes de la Selección Argentina. Situación innecesaria si las hay. Su obra de Mexico 86 e Italia 90 es intocable.

Enlace patrocinado.    

Los 4 mundiales de Messi no han estado en sintonía con esos de Maradona(que también tuvo tropiezos en España 82 y EEUU 94), pero sobre todo, no han estado al altura de lo que él se espera del mejor Messi.

Soy uno de los desencantados de las actuaciones decisivas de Messi, tanto en mundiales como en copas Américas, pero en estas horas me gustaría que vuelva a la Selección y pueda ganar una copa del mundo, porque su carrera lo merece por sobre todo, pero también porque no me gustan las injusticias.