Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/185666

Alfaro pelea por su vida

El DT de Boca está dispuesto a todo por conservar su trabajo el año que viene. No se salva nadie: ni periodistas, ni árbitros, ni el VAR, ni los colegas que hacen lobbie para sacarle su empleo. Se aferra a la punta del torneo para sobrevivir. 

Gustavo Alfaro.jpg


El hombre está jugado, pero le queda una ficha, llegar líder de la Superliga a las fiestas. Así, obligar al futuro nuevo presidente de Boca, a una decisión antipática por donde se la mire, despedir a un DT puntero del campeonato.

Eso sería patear el tablero, una manera de empezar poco feliz, a la vez elevar demasiado la vara, si no alcanza ser primero en el torneo doméstico, por encima del gran River de Gallardo y jugar semifinal de copa, que será justo para evaluar al próximo entrenador.

¿Y si el que viene no consigue cerrar con el título en marzo, quién paga los platos rotos? La grieta periodística arde, sus detractores lo quieren ver de patitas en la calle, no soportan que un director técnico que prescinde de la pelota triunfe en Boca. No está a la altura de un grande dicen, pero va primero. No respeta la historia del club, argumentan, pero el hincha de Boca lo aplaude.

No ganó nada, claro para Alfaro no sirve una Supercopa ante Rosario Central. No puede declarar como lo hace, sino le gusta estar en Boca que se vaya, arremeten sus enemigos.

Toti Pasman.jpg
Espacio patrocinado por https://totipasman.com.ar/

Quedan presos de sus contradicciones, los amantes de los proyectos, del respeto de los contratos desean ver a Gustavo Alfaro, un laburante de toda la vida, eyectado del mundo Boca. No importa el precio, lo quieren afuera. Se transforman en resultadistas y le achacan la nueva eliminación frente a River.
Entonces, Alfarito, decide defenderse con la pelota, cuenta que es el único entrenador de Boca  que le ganó 90 minutos mano a mano a Gallardo, y que el VAR lo perjudicó. Se victimiza, es cierto, pero sino se defiende él, ¿quien lo va a hacer? Jugado por jugado, el DT sale a jugar fuerte, pase lo que pase, a todo o nada, caiga quien caiga.