Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/185771

El sueño de Evo y Lula

El fútbol argentino es una tierra llena de oportunidades, competitivo como pocos, iguala a todo nivel. Central Córdoba de Santiago del Estero disputará una final de Copa Argentina ante el River de Napoleón. Histórico. 

5.jpeg

Defensa y Justicia, Tigre, más Central Córdoba o Atlético Tucumán disputarán la Libertadores 2020 por el fútbol argentino. Bienvenido Alberto, el sueño del socialismo en el fútbol argentino hecho realidad. También estarán Racing, Boca y River, por supuesto, pero es para destacar la proporción, 50 por ciento  humildes, 50 por ciento poderosos.

Hay más ejemplos. Estudiantes de Buenos Aires en la semifinal de copa Argentina que jugó con River anoche, Colón de Santa Fé y su histórica final Sudamericana en Asunción. Lanus entreverado en todos los frentes, Argentinos Juniors punteando la Superliga, para que la felicidad del nuevo presidente sea total. Dicho esto, vamos a analizar un poco a River.

¿Cuál es el verdadero River? El del fútbol brillante con Racing, Huracán, Lanus y un tiempo ante Boca? O el River mucho más normal de los últimos encuentros, más la serie con Cruzeiro, el desquite en la bombonera, y de los otros partidos de la liga local?

Toti Pasman.jpg
Espacio patrocinado por https://totipasman.com.ar/

En mi opinión, la habitualidad o normalidad del River de Gallardo es esta última versión, con un juego discreto, de 6 puntos, pero manteniendo siempre su estirpe ganadora que lo pone otro año más en dos finales. 
Entiendo que esta ha sido la principal virtud del River de Napoleón en estos cinco años y medio de gestión. Su personalidad, su mentalidad ganadora y la jerarquía para jugar series mano a mano a nivel continental.

El juego vistoso y brillante apareció de a ratos, con Sanchez y Pisculichi en el 2014, con Alario, Driussi y el Pity en el 2017, más la última versión de Juanfer, Suarez, Enzo Pérez y De la Cruz del 2019, tan cierto como que ese mismo brillo o nivel sobresaliente, le ha sido imposible mantenerlo con regularidad para por ejemplo poder coronar en una Superliga.
Se vienen tres finales más para el fútbol argentino en el cierre de este 2019, mientras tanto celebremos que la igualdad de oportunidades por lo menos en la Argentina existe en el fútbol.