Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/168736

¿Por qué no Gallardo?

Mientras continúa el innecesario desgaste y manoseo con Jorge Sampaoli, vamos pensando el futuro de la Selección Argentina, sea a partir de ahora o dentro de un año los Copa América Brasil 2019.

Digo innecesario porque cuando hay un divorcio lo mejor es plantear las diferencias y llegar a un acuerdo civilizado entre partes.

Bien, miremos para adelante. Sin dudas que los títulos del muñeco Gallardo pesan y mucho a la hora de elegir un sucesor para Sampa. No es fácil conseguir lo que El Napoleón millonario a conseguido en Nuñez.

A favor del muñeco tiene una personalidad tremenda, su carácter es sin dudas un punto muy positivo. Además es líder, cosa de la que adoleció el entrenador casildense en Rusia 2018. Como plus es muy ganador, sabe plantear, vivir y jugar los partidos decisivos como la superfinal con Boca. Ahora, no todos son pros los del DT de River Plate.

Si vamos al juego, que no es un tema menor, el River de Gallardo en sus cuatro años de gestión ha jugado bien sólo de a ratos.

A ver: el fútbol champagne del último semestre del 2014 donde logra la Sudamericana, pero regala el torneo local a manos del Racing de Cocca; el equipo granítico del primer semestre del 2015 campeón de la Libertadores, y el River del primer semestre del 2017 que casi le arrebata el torneo local al Boca de Guillermo después de golearlo 3 a 1 en la bombonera.

Con viento a favor, ha tenido cierto brillo en poco más de un año, los otros tres años han mostrado una producción futbolística muy pobre del elenco dirigido por el técnico multicampeon.

Enlace patrocinado.    

Además, Marcelo Gallardo está muy identificado con River Plate, se bancará el bosterio al muñeco de entrenador? O habría que encontrar uno con más consensos?

El hincha de River ya se expresó y lo desea seguir viendo en el monumental. Como vemos no hay un solo problema, la salida de Sampaoli es uno, encontrar a su reemplazante es otro grande.

Temas en esta nota

GallardoToti Pasman