La frutilla del postre también la aporta el Chaco