Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/224899

Camerún y Serbia brindaron un partidazo con seis goles

Empataron 3-3. Los dos estuvieron arriba en el marcador. Golazo épico de Aboubakar.

Camerún y Serbia le dieron al Mundial de Qatar el que probablemente sea el mejor partido de la competencia hasta aquí. Terminó con un 3-3 que premió a la ambición y la calidad de juego que mostraron las dos selecciones. 

Ambos quedaron ahora con remotas posibilidades de clasificar a octavos de final, en el grupo que comparten con Brasil y Suiza.    

La genialidad de Aboubakar para el segundo gol de Camerún: hizo "viajar" a un defensor serbio y, ante la salida del arquero, la colgó con un movimiento perfecto.

Los serbios Strahinja Pavlovic y Sergej Milinkovic-Savic  marcaron en el tiempo añadido de la primera parte y Aleksandar  Mitrovic anotó tras el descanso después de que Camerún abriera  la cuenta por intermedio de Jean-Charles Castelletto en el  partido por el Grupo G disputado en el estadio Al Janoub.                 

Aboubakar, que salió del banquillo a los 55 minutos, recortó  distancias para Camerún con un sensacional remate por encima del  portero a los 63 y asistió a Eric Maxim Choupo-Moting para que  el empate tres minutos después.                 

El resultado puso fin a una racha de ocho derrotas  consecutivas en la Copa Mundial para el equipo africano.                 

El empate deja a ambos equipos con un punto y con la  necesidad de ganar su último partido de la zona para tener  opciones de pasar a la fase de eliminatorias, en la que Camerún  enfrentará a Brasil el viernes y Serbia a Suiza.