Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/224329
DESTACADO EXPERITO DEL PODER JUDICIAL HABLÓ DE LAS FALENCIAS

El crimen de Jaqueline Romero pone bajo la lupa el accionar de los forenses

La negligencia inicial al investigar la causa de muerte de la adolescente de 17 años fue duramente cuestionada por un experto.

SAENZ PEÑA(Agencia) - El medico Jorge Villaverde que estuvo al frente del equipo forense de esta ciudad por más de treinta años, al referirse sobre el trabajo de los profesionales forenses en el caso de Jaqueline Romero, manifestó que "las actuaciones de un profesional para casos de muerte, se inician en el mismo lugar del hecho, o sea debieron trabajar en la represa donde fue encontrada muerta la joven". 

El médico forense Jorge Villaverde, que durante treinta años fue perito del Poder Judicial, admite que hay serias fallas.

La crítica por parte del médico que estuvo a cargo de medicina forense del Poder Judicial, fueron tras las declaraciones por parte de la fiscal de investigación Liliana Lupi, quien manifestó que los profesionales forenses a cargo del cuerpo de Jaqueline, habían dicho que no se observaban heridas superficiales, ni indicios de haber sido golpeada.

"Cuando la joven pudo haber muerto por las dos heridas profundas en la zona del cuello, algo que se pudo haber observado en el examen sobre la mesa de necropsia en la morgue judicial", discrepó Villaverde. 

 Ante este caso, en las redes sociales se pudieron ver duros cuestionamientos contra las actuaciones judiciales, y sobre todo del trabajo de los médicos forenses, que son los encargados de determinar las causas de muerte de una persona que fue asesinada, se pronunciaron los consternados vecinos ante un nuevo caso que podría ser un "femicidio". 

El examen visual 

Sobre el trabajo de los forenses, Villaverde dijo que "ya con el cuerpo en la mesa de necropsia de aboca a realizar un examen minucioso del cuerpo integro, las tomas de muestras externas que considere necesarias, fotográficas en toda la economía del cadáver".

A lo que manifestó, que "ello sería la parte más sencilla de la operación en cuestión. Se debería haber observado la postura del cadáver, colores, despegamiento de piel, etc.

A medida que transcurre el examen se va formando la idea de él tiempo de muerte, y causa probable, también constatar lesiones externas, como heridas contuso penetrantes o cortantes, orificios compatibles con proyectil de arma de fuego, entre otros indicios que se logran visualizar en el examen minucioso", sostuvo Villaverde.

Luego de realizar las prácticas correspondientes hay que proceder a realizar la apertura del cadáver forma protocolizada. Evaluando por regiones las lesiones o no encontradas, más las tomas de muestras para toxicología, anatomía patológica biología molecular, y otras actuaciones para presentar a la fiscal que investiga el caso", agregó el médico.

"A medida que vamos avanzando vamos con el diagnóstico final de la causa de la muerte. Los estudios auxiliares vinieron a facilitar grandemente las tareas en los resultados reales de una causa de muerte. Pero nada más equivocado pensar que se necesitan aparatos sofisticados para realizar una autopsia con resultados ciertos", cuestionó el ex forense.  

Sobre la data de muerte 

 Al referirse Villaverde sobre la hora del deceso de una persona que fue asesinada, dijo "con respecto a la data es un tema bastante engorroso conseguir exactitud 100%, pero si el hecho fue pocas horas antes de hallar el cadáver, existen fórmulas basadas en cálculos de la temperatura ambiente y temperatura central del cadáver, las cuáles nos acercan a la casi exactitud de la hora de muerte. En cadáveres de varios días, la evaluación de la data se realiza por exámenes clínicos tanatológicos, los cuales nos aproximan a los días de evolución con respecto a cuándo permanecía viva la persona".

"Es obligación del forense informar el tiempo aproximado de días, así la investigación tiene un parámetro para continuar con su labor. Es imposible con un examen minucioso, no detectar lesiones de arma blanca o proyectil de arma de fuego al examen externo", concluyó Villaverde.