Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/223973
EL PROMEDIO DE LA SUBA ES DE 6 %

Bronca y resignación en conductores de la capital por el combustible

Es el quinto ajuste para naftas y el sexto para el gasoil en lo que va de 2022. Como es costumbre YPF "marcó la cancha" ayer, a lo que luego adhirieron las demás banderas.

La empresa nacional Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) aplicó un nuevo aumento en el precio de los combustibles y de inmediato las demás banderas de la ciudad siguieron sus pasos y aplicaron también el aumento en sus pizarras durante la mañana de ayer jueves.

YPF justificó la decisión en función de la suba de las distintas variables que integran el costo de producción de los combustibles.

El panorama con el que NORTE se encontró en las distintas estaciones estuvo marcado por la desorientación de los conductores ante el nuevo aumento. ‘Me tomó por sorpresa, es un gasto más que tengo que sumar a mi día a día y no hay nada que pueda hacer para esquivarlo‘, sentenció un usuario de motocicleta. Precisamente esa línea fue reiterada entre los consultados: ‘no hay nada que pueda hacer para esquivarlo‘.

Lo cual se relaciona inversamente con las maniobras que los chaqueños utilizamos para ‘hacer frente‘ a la inflación y los elevados costos de vida, como por ejemplo, cambiar las principales marcas consumidas por otras de menor precio.

En este caso, el combustible tiene escasas si no nulas opciones para cambiar. El aumento tuvo menor incidencia en naftas (5%) que en gasoil (7%), dado que la brecha negativa entre el costo de importación y el precio en surtidor local es mayor para el gasoil que para las naftas. En ese sentido en estaciones YPF cuesta 200,9 pesos el litro de nafta Infinia.

En ese sentido, un dato que habla de la situación dispar que se vive en el país en materia de precios: son 21 pesos más por litro que los 179,4 pesos que tiene desde hoy la misma nafta en Buenos Aires. Los demás valores en la capital chaqueña son 242,8 pesos para el diésel Infinia (210,4 en Buenos Aires), 164,0 para la nafta súper (146,5 en CABA) y 182,1 pesos para el diésel de menor calidad (en CABA, 154,4 pesos el litro).

 

LA OPINIÓN DE LOS CONDUCTORES

“No me sorprende pero si me preocupa, es un gasto que no puedo evitar”, comentó Susy, docente de la capital.

‘No me sorprende pero si me preocupa, porque de la mano de la nafta sube todo lo otro. Yo cargo el tanque todas las semanas, es un gasto que no puedo evitar porque tengo que ir a trabajar y el nene tiene que ir a la escuela‘, comentó Susy, docente de primaria.

“Por mi trabajo paso la mayor parte del día arriba del auto y estas subas me matan, todo sube menos el salario”, Julio, supervisor.

‘Me tomó por sorpresa, si lo sabía con anticipación hubiese llenado el tanque una vez más antes del aumento, pero ya está. Podemos quejarnos pero las cosas están así, lamentablemente‘, .

“Me tomó por sorpresa. Podemos quejarnos pero las cosas están así, lamentablemente”. Héctor, remisero desde hace quince años.

Héctor, remisero desde hace 15 años. ‘Me da mucha bronca. Me matan, porque trabajo con el auto y el salario no sube, todo el resto sí lo hace‘, Julio, supervisor de mercadería.