Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/223719

La ganadería sin reserva de alimentos en las chacras

En el centro chaqueño, como en el resto de la región, la escasez hídrica complica al sector ya que los animales pierden estado corporal.

La ganadería se quedó sin reserva de alimentos en el centro chaqueño, con riesgo de que ocurran muertes de animales.

SÁENZ PEÑA (Agencia) - La ganadería en la zona transcurre un inicio de la primavera complicado ‘ante la escasez de alimentos ya que por la falta de lluvias todas las reservas de los campos se están terminando, lo que implica riesgo a que mueran animales‘.

En el centro chaqueño, como en el resto de la región e incluso del país, la ausencia de precipitaciones complica al sector ganadero ya que los animales están perdiendo estado corporal por la limitada disponibilidad de alimentos. En la zona de Presidencia Roque Sáenz Peña transcurre ‘cinco meses sin registros de lluvias importantes, lo que está dejando sin alimentos a los animales‘.

La disponibilidad de agua para bebida del rodeo no sería, en esta oportunidad, el inconveniente principal debido a que, ‘después de la sequía del 2009, los productores realizaron inversiones para la construcción de represas y de sistemas de abastecimiento con perforaciones‘. Los ruralistas coinciden en que ‘la gravedad es que se carecen de pasturas, habiendo sido letal las heladas de finales de agosto y primeros días de septiembre que quemaron todos los pastos‘.

‘Después de esos días helados no ocurrieron lluvias importantes y hace unos días atrás fueron precipitaciones de entre veinte y treinta milímetros que no solucionaron aún los problemas, siendo la esperanza los pronósticos que se tienen para estos últimos días de octubre‘, mencionaron los productores ganaderos del departamento Comandante Fernández consultados por NORTE.

SIN RESERVAS

Las chacras con ganadería no exponen verde en el inicio de la primavera que es el paisaje que los productores esperan tener después de la salida de los inviernos, ‘naturalmente secos en el Chaco‘. Las reservas que se alcanzaron a realizar ‘se están terminando porque había pasturas, como el trébol, que ya están semillando, si es que quedó algo en los potreros debido a que los animales se están comiendo todo lo que hay disponible‘.

La alfalfa, por las condiciones del tiempo, ‘está muy lenta en su desarrollo lo que atrasa los cortes‘ y otras pasturas, por la falta de humedad, los productores no pudieron sembrar, ‘ni siquiera un sorgo forrajero‘.

Los rollos tampoco están siendo una opción debido ‘a que se preparó muy poco, por la confianza que dio el ingreso al invierno con humedad y porque los pronósticos mencionaban un inicio de la época estival con lluvias‘. ‘Las precipitaciones no llegaron y ahora se están necesitando registros importantes, de más de cincuenta milímetros, para poder efectuar alguna siembra o que los pastos naturales rebroten‘, refirió Mario Fogar, productor ganadero y presidente de la Sociedad Rural de Presidencia Roque Sáenz Peña.

Es válido mencionar que si se cumplen las proyecciones de precipitaciones para las próximas jornadas, ‘de todos modos no llueve pasto‘ y los animales deberán esperar el ciclo natural de las pasturas para tener alimento garantizado en la primavera y el verano.

ALTO COSTO

El panorama no es para nada optimista si se mira la situación nacional, con un territorio agrícola y ganadero afectado por la sequía que está provocando pérdidas productivas en cada región del país. La realidad implica que ‘para conseguir alimento hoy para el ganado, hay que pagar dos o tres veces más de lo que realmente vale‘.

‘El que tiene algo disponible lo guarda o te lo ofrece a un alto costo y esas opciones son rollos de sorgo helado o seco que se ofertan al triple de su valor y la ganadería no está en condiciones de pagar esos valores porque el precio de los animales se estancó hace cinco meses‘, remarcaron los ruralistas.

DESCARGAR LOS CAMPOS

La escasa disponibilidad de alimento que tiene el rodeo genera la descarga de los campos, lo que impacta en las rurales que están apurando fechas de remates por el pedido de sus socios que necesitan vender ‘para hacerse de algo de efectivo y para salvar algunos animales con lo que queda de comida en los potreros‘.

En la descarga se incluyen vientres ‘que el productor está llevando a los remates, inclusive vacas preñadas‘, comentó. ‘Estamos en plena época de parición y realmente la situación es muy compleja y si no llueve en estos días será peor, con riesgo de que se pierdan los terneros por el mal estado corporal de las madres y también que vacas preñadas mueran por la falta de fuerzas‘, detalló finalmente el dirigente Mario Fogar.