Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/223462

El Sindicato de Camioneros rechazó otra oferta en las paritarias y está más cerca de iniciar un plan de lucha

La negociaciones en el Ministerio de Trabajo pasaron para el miércoles próximo, pero el gremio de los Moyano dispondría protestas tras la negativa a un aumento salarial del 84%, mientras reclama un 131% para 2022.

Pablo Moyano, secretario adjunto del Sindicato de Camioneros.

El Sindicato de Camioneros quedó más cerca de las medidas de fuerza luego del fracaso de la tercera audiencia de las paritarias del sector en el Ministerio de Trabajo, donde el gremio conducido por Hugo y Pablo Moyano rechazó una nueva oferta empresarial del 84% ante el reclamo del 131% para 2022.

Esta tarde se hizo la tercera audiencia entre sindicalistas y empresarios en las dependencias del Ministerio de Trabajo en la avenida Callao al 100, donde las cámaras patronales elevaron del 81% al 84% su propuesta de recomposición salarial, cifra que fue rechazada por los sindicalistas. En el empresariado hay pesimismo sobre la paritaria: "No vemos predisposición a acordar", dijeron.

Además de la mejora salarial para 2022, el sindicato conducido por Hugo Moyano reclama un bono de fin de año y un incremento de los adicionales para todas las ramas de la actividad.

Una protesta del Sindicato de Camioneros ante el Ministerio de Trabajo: la escena se repetirá si fracasan la paritaria de esta tarde.

Antes de empezar las tratativas salariales, Pablo Moyano había amenazado que si los empresarios del transporte automotor de cargas no accedía al reclamo sindical "el paro de los trabajadores del neumático va a ser un poroto con lo que va a hacer Camioneros".

Esta mañana, el líder de Camioneros, Hugo Moyano, declaró que "el Gobierno tendría que utilizar todos los medios posibles para hacerle entender a estos señores (por los empresarios) que hay que hacer también un sacrificio como ganar un poco menos", aunque consideró que la Casa Rosada "está haciendo todo el esfuerzo necesario para evitar que el tema de la inflación se profundice más y eso hay que entenderlo porque esto pasa en el mundo y no se puede desconocer".

Es la primera negociación salarial clave que se producirá desde que asumió Kelly Olmos en el Ministerio de Trabajo. "Tenemos que trabajar muy fuerte porque con alta inflación es muy difícil empardar los ingresos", admitió la funcionaria al diario Clarín apenas asumió en reemplazo a Claudio Moroni, quien dejó su cargo luego de fuertes presiones del kirchnerismo y la traumática paritaria del Sindicato del Neumático que se prolongó durante meses y paralizó la actividad del sector.

Alberto Fernández y Kelly Olmos, la ministra de Trabajo.

Las cámaras empresariales que participan de las negociaciones son la Federación de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEACC); la Confederación Argentina del Transporte Aumotor (CATAC) y la Federación Argentina de Entidades de Transporte y Logística (Faetyl).

La escalada inflacionaria está acelerando la firma de paritarias que rondan el 100%, como fue el caso de la Asociación Bancaria, que acordó un adelanto que implicó un aumento salarial total de 94,1% sobre el salario vigente en diciembre de 2021, pero hubo sindicatos que superaron esa cifra, como el Sindicato del Seguro, que rubricó un incremento del 109,75% para el período enero 2022-2023.

Otra paritaria en alza fue la firmada por la Federación Aceitera: cerró la revisión salarial de este año con un aumento del 98%, lo que determinará que el salario básico inicial superará los $220.000 desde este mes. Además, se pactó otro compromiso de revisión en diciembre próximo.

En las últimas horas se alcanzó un acuerdo entre el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y los gremios estatales de la provincia de Buenos Aires: se trata de dos aumentos del 8% que serán abonados en octubre y noviembre y uno del 4% en diciembre que elevarán el piso salarial ya otorgado al 90%, con una reapertura en diciembre para cerrar la paritaria de 2022.

La negociación que había sido firmada en febrero contemplaba un incremento del 42% y ese monto se elevó al 60% en mayo. En septiembre fue incluido un 10% adicional. El acuerdo estipula, además, que aumentarán un 50% las asignaciones familiares desde octubre.

El gobernador Axel Kicillof cerró un acuerdo salarial del 90% con los gremios estatales bonaerenses.

El Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) de Puerto Capital y Dock Sud, por su parte, cerró este lunes la revisión salarial del sector al pactar un 82% de aumento acumulado y un compromiso de sentarse a negociar un eventual desfase inflacionario en febrero próximo. El gremio que lidera Juan Corvalán logró ese porcentaje mediante la aplicación de un 22% adicional a la paritaria ya firmada que se pagará en tres tramos: 8,5% a partir de noviembre, 8,5% a partir de diciembre y 5% a partir de marzo, en todos los casos sobre los salarios vigentes en octubre.

Otros gremios que firmaron sus revisiones o paritarias anuales en las últimas semanas son los siguientes: el Sindicato Argentino de Obreros Navales, un 110%; el Sindicato Único de Serenos de Buques (SUSB), el 94%; los docentes de la Ciudad de Buenos Aires, un total acumulado de 91,06% luego de un incremento adicional al salario del 17% en tres tramos; la Unión Personal de Seguridad (Upsra), 86%; el Sindicato de la Industria Fideera (SATIF), el 87%; la Unión Obreros y Empleados Plásticos (UOYEP), un 90%, y la Unión de Sindicatos de la Industria de la Madera (USIMRA), 88%, y el Sindicato de Trabajadores Perfumistas, el 90%.

Fuente: Infobae.