Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/222589

Argentina, Brasil y la integración regional

El electorado brasileño concurrirá el 2 de octubre a las urnas para elegir al candidato que guiará los destinos de la mayor economía de América Latina en los próximos cuatro años. Los resultados de los comicios también despiertan interés en nuestro país, debido a que Brasil es un socio estratégico para la Argentina.

¿Por qué son importantes para la Argentina y la región las próximas elecciones en Brasil? El sitio Chequeado.com formuló esa pregunta a la doctora en Relaciones Internacionales y coordinadora general del Programa de Estudios Argentina-Brasil (PEAB) de la Universidad Nacional de Rosario, Gisela Pereyra Doval. Según la experta, la fuerte interdependencia entre ambas naciones explica, en gran medida, el interés mutuo en los procesos electorales; aunque aclara que nuestro país depende más del gigante sudamericano porque este tiene mayor volumen territorial, comercial e importancia internacional".

Brasil, vale recordar, es el principal socio comercial de Argentina y los productos de alto valor agregado dominan la agenda comercial bilateral, lo cual se traduce en empleos de calidad en ambos lados de la frontera. No fue casual que en diciembre de 2021 el actual presidente, Jair Bolsonaro, aceptara en menos de 24 horas el pedido de acuerdo para que Daniel Scioli pueda desempeñar las funciones de embajador en Brasil. Pereyra Doval recordó que, a partir de los años 90, ambos países establecieron una "alianza estratégica explícita", cuando Brasil emprendió un plan de liderazgo regional y se superaron diversas hipótesis de conflicto entre ambos países. En ese contexto, dijo la experta al sitio Chequeado.com, se firmaron una serie de tratados y protocolos tanto comerciales como políticos y militares; y en los años siguientes "lo que fue cambiando son las dimensiones de la relación", dijo la especialista; es decir, que con los distintos gobiernos se fueron priorizando distintas áreas de ese vínculo bilateral.

Volviendo a las elecciones del próximo 2 de octubre en Brasil, las últimas encuestas de opinión revelan que la fuerte polarización que se observó cuando comenzó la campaña electoral comenzó a ceder y en los últimos días se registró un mayor apoyo para el candidato del Partido de los Trabajadores, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Si estos sondeos no se equivocan, Lula se impondría en primera vuelta a la candidatura del actual mandatario Jair Bolsonaro. La ley electoral del vecino país establece que para evitar ballotage, el candidato que coseche la mayor adhesión del electorado tiene que sacar más de 50% de los votos.

Pero más allá de los resultados, es de esperar que el candidato que se imponga en las urnas comprenda la importancia que tiene la integración regional. En ese sentido, el embajador argentino en EEUU, Jorge Argüello, hizo notar la necesidad de fortalecer el comercio intrarregional y consolidar un esquema productivo sostenible, recordando que mientras que en Europa y en la región de Asia Pacífico el porcentaje del comercio intrarregional está cerca de 60%, en América Latina es menor a 20%. El diplomático remarca que nuestra región debe encontrar sus intereses permanentes, comunes y de realización posible, que le den un rumbo sostenido para sortear los obstáculos mayores que plantea el siglo XXI. "Sobre esos intereses permanentes, América Latina va a poder construir una integración duradera en la cual pueda acentuar afinidades y procesar diferencias. Pensar nuestra gran estrategia en soledad sería cuando menos inocente o arrogante. Para llegar lejos necesitamos incluir en la ecuación a nuestros vecinos", advierte el diplomático argentino.

Es necesario que Argentina y Brasil avancen en acuerdos que fortalezcan la integración regional, sumando gestos de acercamiento y confianza que deberán traducirse en una mayor cooperación y en beneficios a largo plazo para ambos países. Es necesario hacer honor al Día de la Amistad Argentino-Brasileña que se celebra el 30 de noviembre de cada año. Esa fecha, hay que recordar, se celebra para conmemorar el histórico encuentro entre los exmandatarios Raúl Alfonsín y José Sarney en Foz de Iguazú que tuvo lugar ese día de 1985, poniendo en marcha un proceso de integración que sentaría las bases del Mercosur.