Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/221774
Bella Vista

Festival de Cine Rural

A sala llena, terminó el Festival de Cine Rural realizado en la localidad de Bella Vista de la provincia de Corrientes, y continúa en formato itinerante.

Con la capacidad colmada del cine-galpón del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Bella Vista (Corrientes) finalizó la 8va. edición del Festival Regional de Cine Rural.

En esta oportunidad, los presentes disfrutaron de los contenidos producidos por estudiantes de las escuelas ‘Tupa Rembiapó’ del Ingenio Primer Correntino; de la EFA ‘Mensú Peguará’ de Curuzú Cuatiá; de la EFA ‘Mocoví’ de Mocoretá que participó por primera vez, y del Colegio Secundario Barrio Norte de Bella Vista que también se sumó este año; todas de la provincia de Corrientes.

"Tengo emociones a flor de piel, registradas en imágenes: un camino, sonrisas, ansiedades, abrazos muchos abrazos, de los verdaderos, de los que no se repiten porque son siempre, aquí y ahora, legítimos", escribió en un artículo Marcela Collard, una de las directoras del festival al finalizar el segundo día de proyecciones.

Alfombra roja y cajones de naranjas. Mate, torta frita y películas que se producen en la región y otras llegadas desde Paraguay, México y España proyectaron contenidos atravesando continentes. Una sección especial fue la de Mujeres Latinoamericanas, que lleva el nombre de Melisa Bogarín, trabajadora del Pro Huerta del Chaco. Nueve películas, procedentes de Chaco, CABA, La Rioja, Córdoba, Misiones y Formosa, fueron parte de la selección para este segmento de la programación.

Este año, por primera vez, el festival fue dirigido y coordinado por mujeres, a las que sumó su aporte un equipo de trabajo integrado por realizadores audiovisuales, directivos y personal del INTA de Bella Vista y voluntarios que trabajan ad honoren por el Cine Rural.

Natalia Vega, también directora de este festival, expresó su agradecimiento: "Se generó un clima humano hermoso en todo el equipo. Se notó el trabajo que veníamos haciendo desde principios de año, con reuniones, visita a las escuelas y un campamento audiovisual pre festival que permitió ver excelentes cortos estudiantiles en la pantalla grande".

La coordinadora del espacio de Cine Rural, Analía Barboza, manifestó su alegría por cómo transcurrieron los dos días de encuentro en la chacra del INTA: "Al cierre del festival, después de haber vivido un montón de emociones juntas, estoy feliz de haber podido ser parte. Esto, si bien no es un punto de partida, nos obliga a seguir adelante con este proyecto que ha abierto muchas puertas para que el festival sea cada año más grande".

Las actividades paralelas marcaron una agenda que incluyó capacitación, un encuentro de festivales de la región, muestra de fotografías, información sobre trata de personas y agricultura ecológica.

La Escuela Nacional Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC), participó con capacitadores de su sede Formosa y en la primera jornada se hizo presente la vicerrectora, Karina Neme. También, el espacio fue propicio para la difusión de carreras afines al audiovisual, como las de la Facultad de Artes, Diseño y Ciencias de la Cultura de la UNNE universidad Nacional del Nordeste) y el Instituto de Formación Docente de Bella Vista con la Tecnicatura Superior en Diseño Gráfico.

El encuentro de festivales de cine contó con la participación de representantes del Guácaras de Santa Ana, el Oberá en Cortos y el Cine Joven Comunitario de Misiones, el Festival de Videoarte y Cine Experimental, de la Ciudad de Corrientes, el Festival de Cine de Goya; los festivales Lapacho y Cine Indígena, de Chaco y el Festival Inter-Barrial (FIBAV) de Buenos Aires, que consensuaron la necesidad de fortalecer los espacios de circulación audiovisual auto gestionados e independientes.

La organización manifestó su agradecimiento a quienes, desde distintos lugares, colaboraron para que esta edición fuera posible: La Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC) y a su rectora Karina Neme; a la Facultad de Artes, Diseño y Ciencias de la Cultura (FADYCC - UNNE), especialmente a Alejandro Barboza; a Mario Machado que representó al festival Oberá en Cortos, al Programa Cine Joven Comunitario y al  Instituto de Artes Audiovisuales de Misiones (iaavim); al Festival Inter-Barrial Audiovisual (FIBAV); a la Universidad Nacional de Lanús (UNLA); al Guácaras Festival Internacional de Cine; a Dale Rec; al Festival de Cine Infancias/Adolescencias de la Universidad del Chaco Austral (UNCAUS); al Departamento de Cine, Audiovisuales y Artes Digitales (Decaad), especialmente a Abril López; al Festival Latinoamericano de Cortometrajes y al Festival de cine Indígena; al Cine Móvil – INCAA; a la Dirección de Artes Escénicas, Música y Artes Audiovisuales; al Instituto de cultura de Corrientes; al INTA: Centro Regional y al INTA Bella Vista; al Proyecto Local Frutícola INTA BV; a las municipalidades de Caá Catí, Santa Ana, Santa Lucía, Bella Vista, 3 de Abril; al Honorable Concejo Deliberante de Bella Vista; a la Fundación IDEAR; al ISFD Bella Vista; a los Bomberos Voluntarios de Bella Vista, Saladas y Esquina; a la cantante Sole Villalva; a José María Servín del Comité contra la trata y a los Artistas Agus Nadal, Iván Salvia, Ivanna Carballo, Vale Silva y Will, por la muestra Imágenes que Queman.

Con cientos de jóvenes reconociéndose en la pantalla finalizó esta etapa del cine rural que volverá a encender sus proyectores en octubre, en la muestra itinerante que lo llevará a Caá Catí y Mocoretá de la provincia de Corrientes.