Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/220765
DIJO QUE CONFÍA EN QUE SE CONTROLE LA CRISIS. ABOGÓ POR CONSENSOS

Capitanich reveló que las turbulencias del FdT lo decidieron a bajar su plan presidencial

El mandatario ratifica su intención de lograr consensos en la provincia para buscar un cuarto mandato en la gobernación.

La administración de Alberto Fernández transita hace semanas la tormenta más compleja de sus poco más de dos años y medio de mandato. La inestabilidad cambiaria con paralización de algunos sectores de la economía se llevaron puestos primero a Martín Guzmán y luego a Silvina Batakis, para finalmente generar la convocatoria a Sergio Massa, instalado en el gobierno como un superministro cuya misión es llevar el barco a aguas calmas.

Si a eso se suma que la coalición tiene permanentes tensiones y que el fuego amigo es casi una constante, a contrapelo de lo que la coyuntura pide en cuanto a generar consensos para un escenario complejo, todo lleva a reconsiderar los proyectos porque el escenario se sacude y cambia permanente.

Parece ser eso lo que decidió a Jorge Capitanich a archivar la idea de pelear la candidatura presidencial del oficialismo en 2023 y apostar todo a un nuevo mandato como gobernador. De eso habló ayer. "Objetivamente no están dadas las condiciones para un escenario de esa naturaleza, y lo que planteo es trabajar en el escenario provincial" , expresó el gobernador en un mano a mano con NORTE, para marcar que postergará su proyecto nacional y que buscará cimentar la continuidad del trabajo político e institucional en el Chaco.

El gobernador Jorge Capitanich analizó con NORTE la actualidad política nacional y provincial.

Capitanich dijo que el objetivo de fondo de su precandidatura presidencial era contribuir a que se instalara "un gran debate de un proyecto nacional que nazca desde el interior y que tenga una mirada federal", iniciativa que ahora se plasmará en un libro próximo a ter- minar.

"Pensé en un esquema donde exista un Frente de Todos con organización, agenda y debate interno, consenso para tener un plan antiinflacionario porque eso limita cualquier posibilidad objetiva en cualquier elección, y esos elementos no se dieron. Si la crisis te va consumiendo variables, lo más importante es abocarse donde uno puede tener la mayor cantidad de variables controladas", analizó en una entrevista realizada por el director de NORTE, Sergio Schneider; el jefe de Redacción, Orlando Núñez; y el redactor Mauro Valenzuela.

Capitanich destacó que su intención de obtener un nuevo mandato gubernamental en la provincia "naturalmente no es una decisión que dependa solo de mi persona", y que una vez que el calendario exija definiciones será el tiempo de acordar con todos los sectores que componen el Frente de Todos. "Voy a poner el máximo esfuerzo para cumplir las metas y luego haré lo que considere mejor para nuestro espacio y el electorado", cerró.

UN 2023 INCIERTO

Consultado acerca de si el galopante aumento en el costo de vida reduce significativamente las chances del oficialismo de permanecer en la Casa Rosada luego de 2023, consideró que las "elecciones no están definidas" pero que la inflación "es un condicionante insoslayable". "Si hay un gobierno en crecimiento y con una inflación razonable, las posibilidades de éxito son superiores", expresó.

Más allá de los caminos que se tomen para la resolución de lo que considera el principal problema de gestión y percepción ciudadana, Capitanich entiende que deben generarse los consensos no solo entre quienes administran la cosa pública sino "entre todos los actores de la política".

En cuanto a las urgencias en el corto plazo, consideró que se debe "encauzar el ciclo de estabilidad macroeconómica", alterado primero por lo que representó la pandemia y luego por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, que disparó los precios de referencia, principalmente en materia de alimentos. "Sin estabilidad cambiaria, es complejo gestionar la macroeconomía y eso dificulta las inversiones y el crecimiento del salario", cerró.

"Massa tiene experiencia y consenso político para tomar las decisiones"

El arribo de Sergio Massa al Ejecutivo, con un rol en el que administra gran parte de las decisiones económicas al concentrar tres ministerios, generó para buena parte del oficialismo la percepción de que la gestión tendría el dinamismo reclamado desde varios sectores.

"Tiene experiencia, concentrará las decisiones y el consenso político para tomarlas", evaluó Capitanich cuando se le pidió su mirada sobre el perfil del nuevo "superministro" y sus cualidades para neutralizar la tormenta económica.

Respecto de si la presencia del expresidente de Diputados no hace que la imagen de Alberto Fernández quede desdibujada,consideró que el mandatario nacional "tiene el respaldo necesario para que se pueda cumplir un programa que implique recuperar la macroeconomía".