Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/220575
UN CONTRATO CUESTIONADO QUE EXPLICA EN PARTE EL FALTANTE

El servicio de combustibles a Barranqueras, en la mira federal

Se trata de un contrato que perjudicó a YPF y a la industria naval local. No se cumplieron los términos pactados en 2019.

En 2019, Horamar presentaba esta barcaza paraguaya como destinada a traer combustibles al NEA. Según investiga la justicia, el contrato no fue cumplido.

La Justicia federal mantiene en la mira un polémico contrato de YPF por un servicio de transporte fluvial sobre la Hidrovía Paraná- Paraguay adjudicado durante el gobierno de Mauricio Macri a la Compañía Naviera Horamar que está plagado de supuestas irregularidades, inconsistencias y sospechas.

Un informe del diario Ámbito Financiero precisa que esta historia se remonta al 6 de septiembre de 2019, cuando la petrolera YPF al mando de Miguel Ángel Gutiérrez adjudicó el servicio de transporte fluvial del corredor San Lorenzo (Santa Fe)-Barranqueras (Chaco) desde enero del 2021 al 31 de diciembre de 2026, con la construcción de seis barcazas para transportar combustibles (gasoil) e hidrocarburos.

El contrato se oficializó un mes después de la durísima derrota de Cambiemos en las PASO. La intención del gobierno de Macri era potenciar la industria naval y solucionar la logística que necesitaba YPF, pero todo terminó en un escándalo judicial.

CONTRATO EN LA MIRA

Según la denuncia que hoy se tramita en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal 2 a cargo Sebastián Ramos, el contrato resultó beneficioso para Horamar, propiedad del Grupo Navios Maritime, de los hermanos Carlos, Horacio y Claudio López, y muy perjudicial para la petrolera de bandera.

Es más, hay quienes ponen en tela de juicio el uso político que hizo el macrismo sobre YPF, la principal empresa bandera de la Argentina. En primer lugar porque la licitación se lanzó casi dos años antes del vencimiento de contratos vigentes.

SIN BARCAZAS Y CON MAYOR DEMANDA

Horamar ofreció la oferta más cara; no contaba con las embarcaciones para prestar el servicio y contrató la construcción de las barcazas tanque en astilleros de Paraguay, lo que provocó giro de divisas al exterior, cuando las embarcaciones pudieron haberse construido localmente; importó dos remolcadores construidos en China, triangulando vía Paraguay con arancel "0" para poder prestar el servicio; y no cumplió con los plazos de construcción de las barcazas comprometidos.

Mientras esto sucedía en el NEA la demanda de combustible no dejó de crecer de la mano de los sectores productivos del campo, principalmente y sin embargo el servicio de transporte a los tanques de YPF siguió condicionado al mal servicio según denunciaron los sindicatos.

Las irregularidades fueron expuestas ante la Justicia en varias denuncias penales. Una fue presentada por el Supeh Flota, el sindicato de los obreros marítimos de YPF, y fue caratulada "N.N. s/ incumplimiento de autoridad y violación de deberes de funcionario público (art. 249)".

EL ROL DE PARAGUAY

En concreto, el magistrado suspendió el contrato firmado entre YPF y Horamar para la prestación del "servicio de remolcador de apoyo" y del "servicio de transporte fluvial de hidrocarburos" para la zona del km 1196, río Paraná y riacho Barranqueras incluyendo toda actividad secundaria.

Es sabido que por el Paraná transcurre gran parte del comercio internacional paraguayo, que se realiza en las embarcaciones de Compañía Naviera Horamar y sus empresas vinculadas. En ese entonces, la Hidrovía Paraná estaba muy bien protegida, casi blindada, por el expresidente paraguayo Horacio Cartes, quien tenía sellada una alianza política estratégica con Macri.

En el sector destacan el estrecho vínculo entre Emilio Monzó y los hermanos López, propietarios de la empresa, que si bien está radicada en Argentina, es de origen extranjero y cotiza en Nueva York.

Si bien en la Justicia indagan ahora en el enredo de favores entre Macri, Cartés, Monzó, Dietrich, Metz, los hermanos López y Gutiérrez, también apuntan a saber si Nicolás "Nicki" Caputo participó activamente en las maniobras de construcción y operación de las estructuras societarias y financieras necesarias para cerrar los acuerdos.

La lupa judicial también se posó silenciosamente sobre exdirectivos de Vicentin, uno de los grandes jugadores del agro que también se habría beneficiado con situaciones poco claras sobre el transporte en el Paraná.