Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/220525
Raúl Osvaldo Coronel

Columnista

Areté guasú, Pachamama y caña con ruda

Poner en valor el conocimiento tradicional indígena para conservar nuestros recursos naturales

La fiesta de la Pachamama y los tres sorbos de caña con ruda son dos acontecimientos importantes de nuestra cultura que provienen de la sabiduría de nuestros pueblos originarios.  

La cultura andina recuerda el Día de la Pachamama o la Fiesta de la Madre Tierra a la que se agradece ofrendando comida y bebida, por todo lo que nos da. A su vez, los guaraníes familiarizados con las condiciones medicinales de la ruda, puesta en una bebida espirituosa, tenían la costumbre de ingerirla para la cura de todos los males.

UN RITUAL DE RECIPROCIDAD
El ritual central de la Pachamama implica un acto de reciprocidad. Aunque se ha popularizado su ingesta para la primera jornada del mes de agosto como día principal para su realización, se lo practica durante todo el mes, y en muchos lugares también el primer viernes de cada mes. Las ceremonias están a cargo de personas ancianas o de mayor autoridad moral dentro de cada comunidad. 
A la Pachamama se la transita todo el tiempo, el ciclo se inicia con el ritual de "darle de comer a la Tierra". Se debe cavar un pozo no profundo en el patio o incluso en una maceta grande y colocar allí una olla de barro con alimentos como papa, choclo, maíz, hojas de coca, un chorrito de caña o aguardiente y tabaco o sahumerio encendido para espantar a los malos espíritus. Luego se cubre con tierra mientras se agradece por todo lo recibido. 
La Pacha es una celebración que se vive con mucha intensidad. Es un culto, un ritual, una fiesta, una ofrenda por todo lo que ella ha provisto y brindado, una celebración milenaria desde que los pueblos originarios son agricultores.  
Se ofrendan comidas, se toma yerbeado o mate cocido, chicha (bebida fermentada del maíz amarillo), api (bebida de granos de maíz morado) y la tijtincha, que es una comida hervida hecha con guiso de porotos haba, también guiso de maíz y tamales (masa de maíz rellena con carne envuelta en chala).

UN RITUAL QUE HEREDAMOS DE LA COSMOVISIÓN GUARANÍ
En cuanto a la caña con ruda hay que tener presente lo que existe detrás de la costumbre de ingerir los tres sorbos en ayunas. 
Primero que es un ritual comprendido dentro de la cosmovisión guaraní con una serie de elementos nativos a los que se suman las costumbres que traen los españoles, y es esa la razón de hacerlo el primer día de agosto, pero en realidad tanto la celebración de la Pachamama como la ingesta de caña con ruda comprenden a períodos anteriores y más amplios. 

ARETÉ GUASÚ O LA FIESTA GRANDE
Para los guaraníes entre el 21 y 24 de junio comienza el "areté guasú", la fiesta grande, refiriéndose a que la vida de la naturaleza comienza. Coincide con el inicio del solsticio de invierno, que produce la gestación silenciosa de la naturaleza y que continúa con la primavera. 
Los guaraníes durante los meses de invierno trataban de mantenerse activos por el frio y acompañaban con una serie de actos festivos para darle fuerza a esa vida de la naturaleza que estaba comenzando. 
Lo primero era mantenerse sanos, y para contrarrestar las enfermedades que trae el invierno, consumían bebidas espirituosas que ellos mismos producían. 

LA CONSTRUCCIÓN DE UNA NUEVA IDENTIDAD
Las primeras familias españolas que arribaron a América, aunque siendo de la nobleza, eran pobres y por lo tanto conservaban muchas costumbres populares. Aquí ensamblaron algunas de sus tradiciones con la de los indígenas para construir una nueva identidad. 
Es así, por ejemplo, que queda incorporado el fuego como parte de la festividad de San Juan Bautista, o la incorporación de la ruda a la bebida espirituosa por todas las propiedades curativas que se le conocen. 


Todas las comunidades indias tenían su propia bebida que se hacía fermentado el maíz, por ejemplo. En el caso particular de los guaraníes, le agregaban la contrayerba, una planta curativa que incluso servía para la mordedura de víboras. 

Guaripola y contrayerba eran las bebidas para el frío, posteriormente los españoles la reemplazaron por la caña (aguardiente extraída de la caña de azúcar que ellos mismos producían) y la contrayerba por la ruda, dando origen a la "caña con ruda" tal como la conocemos hoy, pasando a ser la bebida de los pueblos pobres y de costumbre guaranítica que con el tiempo avanzó a todos los estratos sociales. 

¿QUÉ HAY DETRÁS DE LA COSTUMBRE DE INGERIR LOS TRES SORBOS?
Dicen los ancianos que deben beberse tres tragos de caña con ruda a principios de agosto para protegerse de los males del invierno, entonces, ingerirla al igual que lo hacían los guaraníes, protege de muchas muertes en la población. 
Algunos toman siete, otros un trago largo o un vaso lleno, y aquellos que no pudieron realizar el ritual el 1 de agosto no deben angustiarse porque lo pueden hacer igual, ya que el "areté guasú" continúa durante todo el mes.

PONER EN VALOR EL CONOCIMIENTO TRADICIONAL
Respecto de la materia que nos ocupa en cuanto a la agudización de la crisis climática, sostenemos que debemos buscar el conocimiento tradicional indígena para conservar nuestros recursos naturales, porque rescata valores de respeto hacia la naturaleza y al territorio, para entender con más profundidad la importancia de preservar el ecosistema y el respeto al ambiente. 
Las cosmovisiones indígenas configuran un trato especial entre sus pueblos y el ambiente, haciendo que la relación con el entorno no sea superficial, sino profunda, en tanto esta provee recursos, protección y salud.  

(*El autor es abogado especialista en evaluaciones ambientales)