Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/220505
Primaria “General Donovan”

El siglo de la Escuela 103 de Fontana

"El domingo 30 de julio de 1922, a las 15, durante la presidencia de Hipólito Irigoyen, en el entonces pueblo formado a unos pocos kilómetros de las estaciones de Cacuí del FCCBG y Rio de Arazá del FCSFE, por el personal de la fábrica Fontana Limitada (…) se procede a la inauguración…"

   La crónica del diario La voz del Chaco del lunes 31 de julio de 1922 rebosaba optimismo y sentido de la posteridad: "Ayer se ha llevado a cabo en la fábrica Fontana Ltda, en Río Arazá, uno de los actos más trascendentales de los pueblos. Se ha creado una escuela. Una escuela, allí donde hay niños que la reclaman, representa prosperidad en la primera enseñanza, jalón, vanguardia e instigador de la cultura, que es fuente de recursos para la creación de espíritus fuertes, de individuos superiores, de ciudadanos elevados que sirvan de baluarte al engrandecimiento patrio y al perfeccionamiento de la humanidad".

   "Para un acto tan grande, dentro de su simplicidad, se efectuó una sencilla reunión familiar entre el personal de la fábrica Fontana que rodeó a un centenar de párvulos, con su futura profesora a la cabeza, cuyas infantiles vocecitas saludaron a la patria cantando su himno", reseñaba el cronista. 

   El tono cargado bonísimos augurios de futuro y trascendencia era parte del clima de época: "Enseguida la señorita Josefa Moreno, maestra y directora de la escuela, pronunció un discurso y dijo: ‘Una distinguida colega, directora en Machagai, dijo, hace muy poco, con motivo de la inauguración de la escuela que dirige, que donde se abre una escuela se cierra una cárcel".

El 31-7-1922, un día después de la inauguración y un día antes del inicio de las clases, La Voz del Chaco publicó una entusiasta crónica.

   En 1922 no solo no había disminuido, sino aumentado, la ilusión decimonónica sobre las poderosas cualidades de la escolarización: "Un famoso escritor español -en una obra editada como reclame- dijo que dos eran los elementos de nuestra conquista: el alambrado y el ferrocarril, y uno solo el de nuestra civilización: la escuela", seguía diciendo la señorita Moreno.

   Y continuaba, con una verde esperanza, plena de metáforas botánicas: "A enorme distancia de los centros culturales, creada por iniciativa de los señores Fontana, nace esta humilde flor que será cultivada por esta más humilde jardinera. Que vuestro espíritu sea el sol que le dé vida, y veremos entonces que sus hermosos pétalos, vuestros hijos, crecerán sanos y vigorosos para agregarse al ramillete de cultura que este territorio ofrenda en el altar de la patria".

   El cronista concluía con la descripción del final de la escena: "Acto seguido, se repartieron entre los niños algunas golosinas con que se fueron contentos, siendo los mayores saludados con el consabido taponazo seguido de masitas y bombones. Una reunión sencilla, un hecho grande y una fiesta grata".

Reseña histórica

   La actual dirección de la escuela, a cargo de Claudia Pereyra, nos cuenta que "Las clases se iniciaron el 1 de agosto de 1922, con 67 inscriptos, 37 para primer grado y 30 para segundo, atendidos simultáneamente por la señorita directora".

   En 1948 las aulas resultaban insuficientes para atender a 345 niños, por lo que La Forestal Argentina donó al Ministerio de Educación un solar donde se comenzó la construcción del nuevo edificio escolar -en Sarmiento 255 de Fontana centro- en el marco del Plan Quinquenal del entonces presidente Juan Domingo Perón. 

   El 9 de diciembre de 1954, la Escuela 103 fue elegida por el Ministerio de Bienestar Social de la Nación, para que los mejores alumnos de cada sección viajaran a Mar del Plata durante 20 días. El 19 de noviembre de 1958 se impuso a la escuela el nombre "General Antonio Dónovan".

   En 1975 se fundó el jardín de infantes anexo de la escuela, y en ese mismo año se creó el Ciclo Básico con solo dos divisiones de primer año en turno vespertino (más tarde la secundaria obtuvo su edificio propio). Actualmente la Escuela 103 cuenta con 1151 alumnos, 42 secciones, 57 docentes y 12 maestranzas.

La escuela se preparó para el centenario con una refacción integral durante las vacaciones de invierno. Foto: Jorge "Punky" Flores. 

Educadores de hoy

   El personal actual de la Escuela 103 está integrado por la directora Claudia Rosana Pereyra; la vicedirectora Esther Graciela Montiel; la secretaria Eliana Noemí Aquino; las maestras Laura Barrientos, Liliana More, Cecilia Trinidad, César Castañeda, Susana Cóceres, Graciela Pino, Patricia Cantero Rivarola, Mónica Galarza, Mirian Figueredo, Raquel González, Nora Oviedo, Mariana Silva, Ethel Bogado, Tamara Gaitán Zalazar, Fernando López, Carolina Gauto, Verónica Arce, Raúl Romero, Mariana Benítez, Martín Brítez, Analía Miño, Noelia Coria, Adriana Centurión, Jaquelina Liva, Mónica Lucena, Carina Sánchez, Alicia Acuña, Rocío Acevedo, Silvina Etcheverry, Carina Lorena Sánchez, Ana Palma, Carmen Fischer, Viviana Lencina, Patricia Sibert, Edgardo Acosta Aquino, Rosana Vargas, Patricia Luque, Mariana Prado, Claudia Martínez, Mariela Giménez, Darío Acevedo, Christian Lyde, Griselda Vallejos, Romina Vargas Obregón, María José Almirón, Natalia Lugo, Sandra Gómez, Ana Laura Espinoza, Maira González, Micaela González, María del Carmen Kunzli, Ana Ponce, Rosana Martearena, Silvia Zalazar, Silvana Godoy, Gisela Gauna, Norma Gómez, Ninfa Acevedo, Marcos Quisamas, Cristina Correa, Mabel Torres, Lorena Buralli, Mariela del Carmen Moschen, Carolina Ruidiaz, y Laura Cañete.

   En la biblioteca trabajan Diego Homedes Viña, Viviana Quintana y Laura Benítez; y en el servicio, Carolina Villanueva, Cecilia Villanueva, Juana García, Margarita Romero, Javier González, Susana Encina, Simón Benítez, Ramón Torre, Carolina Godoy, Rocío López, Sandra Sotelo y Noemí Giménez. A todas, ¡feliz aniversario!