Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/220215
El Ipduv decidió suspender los planes habitacionales

El Espinillo: originarios tomaron viviendas en construcción

CASTELLI (Agencia) -  Alrededor de 150 integrantes de la comunidad originaria de El Espinillo tomaron las viviendas que están en su etapa final de ejecución. Se trata de un plan de 32 unidades habitacionales que había comenzado a ejecutarse en el 2015, pero  que durante años quedó en estado de abandono.

Desde hace meses, el IPDUV retomó los trabajos para culminar la construcción e incluirlas en el proceso de sorteo y adjudicación. La policía informó que desde el mediodía del martes numerosas familias conformadas por adultos, jóvenes y niños se encuentran en la parte exterior e interior de al menos 20 viviendas.

La policía de El Espinillo trabaja para que los usurpadores desistan la actitud.

Los usurpadores irrumpieron e ingresaron al predio para tomar posesión, reclamando el otorgamiento directo de las viviendas, situación que causó indignación en las autoridades del Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda del Chaco. El Fiscal en turno de Castelli, Gerónimo Roggero, pidió que se arbitre los medios necesarios a efectos de que estas personas depongan de su actitud; medida que hasta el momento no tuvo ningunas respuesta favorable.

LA INDIGNACIÓN DEL PRESIDENTE DEL IPDUV

Tras tomar conocimiento del caso, el Presidente del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda, Diego Arévalo, expresó su indignación en su cuenta de Twitter y aseguró que "esas viviendas estaban abandonadas desde 2015, con mucho esfuerzo de todo el equipo del IPDUV logramos reactivarlas".

El funcionario reconoció sentirse "indignado y desolado" y describió que "hoy al mediodía (martes 19) un grupo de originarios tomó las viviendas que estábamos construyendo en Espinillo". Luego, es un hilo de conversación, el funcionario explayó su enojo y relató que "esto mismo pasó hace casi un año en Miraflores, hace menos de dos meses en Pampa del Indio y ahora en Espinillo", al tiempo que confirmó que "como presidente del IPDUV decidí suspender la ejecución de nuevos planes de viviendas en dichas localidades".

Arévalo sostuvo que los usurpadores "quieren que la adjudicación sea directa, sin sorteo público. Pretenden saltarse la fila, atropellar los derechos de otros que necesitan tanto o más que ellos las viviendas". En este sentido, cuestionó que "pretenden romper las reglas en su favor. Pretenden doblegar al Estado y el gobierno. Pero además perjudicaron a una empresa y sus trabajadores. 43 empleados registrados se quedarán sin empleo y sin la dignidad que te da el trabajo. Peor aún entre esos 43 trabajadores 12 mujeres formadas en la construcción se quedarán con las manos vacías". Finalmente, expresó que "hoy todos ellos están "resistiendo" en aquel lugar que les genera orgullo esperando que la ley y el orden acomoden los tantos en favor de la justicia social" y pidió que "la justicia actúe rápido para la solución de estos conflictos".