Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/219587
Juan Carlos Tuyaré

Columnista

Armas sobrenaturales

Siempre solemos decir que nuestro señor Jesucristo trajo el evangelio y  que el apóstol Pablo lo explicó a la iglesia. Este razonamiento lo obtenemos del análisis que surge de las Sagradas Escrituras. 

Jesús, por una cuestión contemporánea, no tuvo contacto personal con la iglesia, sino con sus apóstoles, quienes luego, de la mano del Espíritu Santo, la fundaron. 
En cierta oportunidad el apóstol Pedro le dijo a un grupo de discípulos que las enseñanzas de Pablo no eran fáciles de comprender, debido al caudal de información celestial con la que contaba. 
Recordemos que en el texto bíblico Pablo da a entender que fue transportado espiritualmente al cielo y se le mostraron cosas que ojos humanos no vieron y oídos no escucharon.

CUESTIONAMIENTOS A PABLO
Aun así, su ministerio fue menospreciado por algunos que formaban parte de la iglesia, quienes, seguramente por celos, hablaban mal de su trabajo. 
En ese contexto, Pablo se pone duro y le escribe a la iglesia de Corinto, en su segunda carta, diciéndole que siempre es más fácil ser duro por carta que personalmente; pero que, aún así, no tendría problemas en enfrentar personalmente con dureza a quienes lo acusaban de militar en su ministerio según la carne, es decir, según sus propios deseos supuestamente extrabíblicos.
Dentro de la defensa a su ministerio cristiano, les enseña que las armas que él utiliza y también debieran utilizar los seguidores de Cristo no son carnales (extrabíblicas), sino las poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas diabólicas que presionan sobre los cristianos con el deseo de anularlas.

INFLUENCIAS DIABÓLICAS SOBRE LOS CREYENTES
El texto bíblico remarca que cuando dos o más personas se pelean entre sí, cualquiera fuera el motivo, no responden a razones humanas sino a influencias demoníacas, porque no tenemos lucha contra personas, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas y contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.
Tal vez parezca exagerada nuestra explicación, en el sentido de que alguien puede decir que vemos demonios por todas partes. Pero no somos nosotros quienes lo afirmamos, sino es Pablo quien lo dice.

CÓMO AVANZAR EN NUESTROS PROYECTOS DE VIDA
Diariamente tenemos batallas en nuestra mente relacionadas con una voz interior que suele susurrarnos negativamente sobre nuestros anhelos, como por ejemplo: "esto no podrás lograrlo"; "no naciste para esto" o "es imposible". 
Pero son razonamientos puramente humanos, ya que con la ayuda de Dios todo es posible, siempre que esté dentro de su voluntad.
Como decía Pablo, Dios no hace acepción de personas, de manera tal que nos puede equipar de manera sobre natural para enfrentar nuestras batallas, con el solo requisito de creer a sus promesas. Te animamos a que lo intentes.

Temas en esta nota

Evangelio Iglesia Evangélica