Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/218630

La "desastrosa" versión de un conocido chamamé que hizo una intendenta del Chaco

"Puerto Tirol" es uno de los chamamés más queridos por los chaqueños y por los amantes de la música regional en general. Su melodía entradora y su letra cargada de amor por la localidad que da nombre a la canción la volvieron inmensamente popular. Por eso, casi no hay guitarreada de amigos en la que no se la interprete al momento de entonar creaciones chamameceras.

Seguramente con esas mismas buenas intenciones, la intendenta de La Tigra, Alba Sánchez, se le animó a la obra de Heraclio Pérez y Marcos Ramírez. En una casa en la que estaba de visita, la funcionaria tomó una guitarra y se lanzó a una versión propia que luego comenzó a circular por las redes sociales, principalmente Whatsapp.

Al escucharla, no quedan dudas de que la buena voluntad de la intendenta fue, básicamente, eso. Su afinación, en cambio, no estuvo a la altura de sus nobles fines artísticos, con el agravante de que barajó las estrofas del chamamé como si fueran parte de un mazo de naipes, mezclando aleatoriamente diferentes partes de la letra, y que su conocimiento de la guitarra –al menos para la obra en cuestión- se percibe como cercano a cero.

Prácticamente sin mover los dedos sobre el diapasón, como si todo el chamamé se interpretara con una sola nota, Sánchez no se amilanó y encaró su actuación con un entusiasmo digno de aplauso pero al que sus condiciones para la música dejaron en soledad. No obstante, a juzgar por la concentración y fervor con el que lleva adelante la interpretación, eso no le importó y se dio el gusto de rendirle tributo a una de las piezas más bellas del cancionero litoraleño. ¡Aiiibuuuuuur!