Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/218270

El polémico timón de Tesla y Toyota

Algunas marcas de coches están, literalmente, reinventando la rueda. Lexus (la marca de lujo de Toyota) es una de ellas porque se encuentra entre los fabricantes que apostaron por el famoso (y polémico) volante en forma de timón aeronáutico para su SUV eléctrico: el Lexus RZ 450e.

La marca japonesa cree que, como toda innovación, esta futurista rareza terminará siendo aceptada hasta convertirse en algo común.

Los últimos modelos eléctricos de Lexus incorporan el cuestionado volante para estar “en sintonía” con lo avanzado del vehículo.

La tecnología empleada recibe, en Europa, el nombre de One Motion Grip mientras que en Estados Unidos se denominará Steer-By-Wire.

La clave reside en la dirección: este sistema elimina cualquier conexión física entre las ruedas delanteras y el volante creando algo parecido a una ‘dirección virtual’ que permite modificar el radio de giro respecto al de las ruedas.

Los responsables del Lexus RZ 450e señalan que la razón del volante timón reside en una de las principales características de los coches eléctricos: su inmediata entrega de potencia. 

El volante estilo timón del Lexus aparece como una buena estrategia de marketing más que como algo de utilidad para la conducción.

Querían asociar esto a un sistema de dirección que coincidiera con esa respuesta y la única manera real de lograrlo era con la tecnología One Motion Grip.

Al mismo tiempo, este tipo de volantes sirve de anticipo para los que equiparán algunos vehículos autónomos que prometen plegarse cuando no estén en uso.

La influyente “Consumers Report” fue lapidaria al condenar como inservible al volante estilo timón de los Lexus.

"Poco seguro"

La última generación de los Tesla Model S y Model X, presentada a principios de este año, trajo consigo la importante novedad de tener un volante estilo timón que le está sirviendo como una genial herramienta de marketing.

Según los conductores aunque el auto compense el comportamiento de las ruedas girar en U con este tipo de volantes tiene inconvenientes como que se escape de las manos.

El controvertido volante volvió a los titulares debido a que la influyente revista estadounidense "Consumer Reports" compró un Tesla Model S para analizarlo, y éste equipa el volante de tipo timón, un elemento que no le cayó bien a los testters.

Desde la revista no reparan en críticas al volante, y sobre él destacan que no es práctico, pues "sirve de poco" y que genera "posibles problemas de seguridad". Indicó la publicación que: "En el transcurso de una semana completa, 10 de nuestros conductores de prueba han señalado que se les resbalaba de las manos durante los giros, que generaba dolor e incomodidad de agarrar las asas durante un crucero por la ruta y que en al menos un caso las manos de un probador no cabían bien en el empuñaduras del  volante, y que la bocina se acciona accidentalmente mientras se intenta girar varias veces".