Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/218027

Se viene el último Nissan GT-R

Más de 10 años en el mercado para un superdeportivo son demasiados para luchar contra la competencia. Es por eso que al brutal Nissan GT-R le llegó al final de la mano de las regulaciones de sonido europeas. No es que el auto sea mano, solo que es muy ruidoso.

Según la publicación Best Car, el desarrollo de un nuevo Nissan GT-R, que posiblemente se llamará R36, está ya en marcha y tal vez sea el último GT-R con motor naftero, sino que todo indica que será el último coche con motor de combustión que fabricará Nissan. Si ha de ser la explosión final, que sea a lo grande. Y nada mejor que un GT-R para lograrlo.

Un motor V6 de 3800cc y 550 Hp le alcanza y sobra el GT-R japonés para superar los 310 Kph gracias a dos turbocompresores. Un verdadero cazador de V8 americanos.

En esas condiciones, Nissan no creará un motor nuevo para el GT-R R36. En principio, utilizará una versión mejorada del actual motor V6 VR38DETT de 3.8 litros y dos turbos, que debería entregar los mismos 600 CV que el actual GT-R NISMO.

Como los más exclusivos Ferrari o BMW el motor del Nissan GT-R está firmado por el operario que se encargó de ensamblar todas sus partes y recibirlo tras el banco de pruebas.

La idea de Nissan es conservar la base actual del modelo y mejorar todos los aspectos que se puedan actualizar, además de una nueva estética.

Así, el chasis del R36 sería una evolución del R35, mientras que la suspensión, la transmisión y el diseño exterior serán totalmente nuevos, aseguran desde Japón.

El actual Nissan GT-R evolucionará en una versión más “civilizada” que haga menos ruido por sus escapes.

En el interior habrá una moderna configuración de infoentretenimiento, junto con un cuadro de instrumentos digital como el utilizado en el nuevo Nissan Z, pero más allá de eso, hay muy poca información clara sobre sus especificaciones.

Que Nissan conserve los elementos que mejor funcionan en el GT-R R35 para el R36 y cambie los que son mejorables no es necesariamente una mala cosa.

El Brutal Nissan GT-R Nismo de 600 caballos de fábrica nacido para competir (con éxito) mano a mano con los deportivos europeos y los poderosos V8 americanos

Conserva el chasis, la plataforma, para un modelo que en principio no tendrá descendencia tiene sentido desde un punto de vista económico.

Temas en esta nota

Nissan GT-RSuperdeportivo