Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/217844

Día Internacional de la Enfermedad Celíaca

El 5 de mayo se conmemoró el Día Internacional de la Enfermedad Celíaca, instituido con el fin de concienciar a la comunidad sobre esta patología y promover la búsqueda de soluciones para las personas afectadas.

Ángeles Giselle Ibarra, Licenciada en Nutrición - MP Nº 247 Contacto: (362)-4271970 Mail: [email protected] Facebook: Lic. Angeles Ibarra Instagram: @aibarranutricion

La celiaquía tiene un alto grado de prevalencia en la población de nuestro país pues, de acuerdo con estimaciones del Ministerio de Salud de la Nación, se calcula que una de cada cien personas la padecen.

Las características propias de la enfermedad condicionan la calidad de vida de las personas afectadas y de sus familias. Una vez diagnosticada, su tratamiento consiste únicamente en una dieta estricta de Alimentos Libres de Gluten (ALG), que deberá mantenerse de por vida.

La enfermedad celíaca es un trastorno digestivo y autoinmunitario crónico que daña el intestino delgado. En estos casos, el gluten (una proteína que se encuentra en el trigo y en menor grado en la cebada, el centeno y avena) estimula la producción de ciertos anticuerpos por parte del sistema inmunitario, estos anticuerpos dañan el revestimiento interno del intestino delgado, provocando un aplanamiento de las vellosidades (parte del intestino delgado que absorben los nutrientes).

De esta manera, la superficie intestinal se vuelve lisa, lo cual lleva a una absorción deficiente de los nutrientes. Sin embargo, cuando la persona deja de comer alimentos que contienen gluten se restablecen la función y el aspecto normal con vellosidades del intestino delgado.

CÓMO SE DIAGNOSTICA

El diagnóstico de la enfermedad celíaca puede ser difícil, porque los síntomas que produce esta enfermedad también aparecen en muchas otras enfermedades.

Los pacientes con enfermedad celíaca tienen niveles elevados de anticuerpos contra el gluten (anticuerpos anti-gliadina, antiendomisio, anti-reticulina y anti-transglutaminasa). Si los niveles de estos anticuerpos en sangre están elevados, la manera de confirmar la enfermedad es estudiar una biopsia de la mucosa del intestino delgado.

CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS

Los síntomas más frecuentes son: pérdida de peso, pérdida de apetito, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión abdominal, pérdida de masa muscular, retraso del crecimiento, alteraciones del carácter (irritabilidad, apatía, introversión, tristeza), dolores abdominales, meteorismo, anemia por déficit de hierro resistentes a tratamiento. Sin embargo, tanto en el niño como en el adulto, los síntomas pueden ser atípicos o estar ausentes, dificultando el diagnóstico.

TRATAMIENTO

El único tratamiento de la enfermedad celíaca es evitar todos aquellos alimentos que contengan gluten, aunque sea en cantidades mínimas. Deben evitarse estos alimentos toda la vida.

Existen muchos alimentos que contienen gluten y esta proteína está también presente en muchos aditivos de productos manufacturados.

Una vez instaurada la dieta sin gluten, la recuperación puede no ser inmediata y las biopsias de duodeno pueden tardar hasta dos años hasta ser completamente normales. Al principio del tratamiento, además de la dieta sin gluten, suelen asociarse suplementos dietéticos de las vitaminas o minerales en los que se detectan déficits para favorecer una recuperación más rápida.

Un pequeño porcentaje de pacientes con enfermedad celíaca no mejoran lo esperado con la dieta sin gluten y requieren otros tratamientos farmacológicos asociados. Estos pacientes son los más propensos a desarrollar complicaciones de la enfermedad.

Las complicaciones a largo plazo de la enfermedad celíaca incluyen:

Osteoporosis acelerada o ablandamiento óseo, conocido como osteomalacia.

Anemia.

Desnutrición, por obtención insuficiente de vitaminas, minerales y otros nutrientes que se necesitan para estar sanos.

Problemas del sistema nervioso.

Problemas relacionados con el aparato reproductor. 

*Licenciada en Nutrición MP Nº 247

Contacto: (362)-4271970

Mail: [email protected] F

acebook: Lic. Angeles Ibarra

Instagram: @aibarranutricion

Niños

En los niños, los síntomas pueden comenzar en la infancia o la niñez temprana, una vez introducidos los cereales. Algunos niños solo sienten una leve molestia del estómago, mientras que otros desarrollan una hinchazón abdominal dolorosa y presentan heces de color claro, inusualmente maloliente y voluminosa (esteatorrea).

Los niños, por lo general, no crecen a un ritmo normal y parecen débiles, pálidos y apáticos. Debido al déficit de hierro, se desarrolla anemia, que causa cansancio y debilidad.

Los bajos niveles de proteínas en la sangre pueden conducir a una retención de líquidos e hinchazón de los tejidos (edema).

La mala absorción de vitamina B12 deriva en lesiones de los nervios, produciendo una sensación de hormigueo en los brazos y las piernas.

Una pobre absorción de calcio ocasiona un crecimiento anormal del hueso, un alto riesgo de fracturas y dolor en los huesos y las articulaciones. La falta de calcio también causa manchas en los dientes y mayor propensión a sufrir caries dolorosas.

Las chicas con enfermedad celíaca pueden no tener menstruación debido a una baja producción de hormonas, como los estrógenos.

Adultos

Muchos adultos no tienen ningún síntoma digestivo. La mayoría de los adultos con la enfermedad tienen debilidad y pérdida del apetito. Es frecuente la diarrea, a menudo con heces aceitosas o grasosas. Algunas personas están desnutridas, tienen una leve pérdida de peso y anemia, o presentan llagas en la boca y la lengua inflamada. Con frecuencia presentan fragilidad ósea (osteoporosis u osteopenia). Alrededor del 10% de las personas con enfermedad celíaca desarrollan una erupción dolorosa y pruriginosa, con pequeñas ampollas, denominada dermatitis herpetiforme. Tanto hombres como mujeres pueden tener problemas de fertilidad.