Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/216120

Inundaciones en la zona rural del sudoeste: educación, producción, salud y seguridad afectadas

Más de 160 mil hectáreas amenazadas, 700 alumnos de todos los niveles, salas de emergencias afectadas y muchos caminos cortados.

CHARATA (Agencia) Las lluvias del inicio de 2022 generaron graves inconvenientes para la zona rural de los Departamentos Chacabuco, 12 de Octubre y 9 de Julio. Caminos cortados, miles de hectáreas bajo agua, y muchos pequeños productores que apenas estaban recuperándose de las inundaciones del 2019, con pérdidas importantes.

Miles de hectáreas afectadas, kilómetros sin comunicación y un panorama complejo para la zona rural, que vuelve a pedir por obras claves.

"En el Departamento Chacabuco, hacia el oeste tenemos el riesgo de la no asistencia a clases de docentes, por los caminos. En la zona tenemos 14 escuelas primeras, 13 jardines de infantes, 4 colegios secundarios. En los tres niveles se afectarán 700 alumnos. Tenemos en riesgo 70 mil hectáreas de agricultura –desde Charata hacia el oeste- no solo la cosecha, sino también el transporte, la logística debido a los kilómetros de caminos anegados, y los campos llenos de agua", explicó Raúl Bravo, cuya familia hace 98 años trabaja campos en la región.

"Tenemos dos Consorcios Camineros, tres puestos policiales, cuatro salas de emergencia, iglesia católica y evangélica, y una población rural de casi 4 mil habitantes, y un centro poblado, que ya no es más paraje como Tres Estacas, es un pueblo con mil habitantes, dentro de los cuales hay cientos de familias minifundistas que tienen sus animales, granjas que han perdido en el 2019 y 2020 su medio de vida, y hoy de nuevo", agregó.

Bravo, que también está en el Consorcio Caminero de Tres Estacas, explicó que no es solo esta parte del sudoeste la perjudicada. "Yendo hacia el Departamento 12 de Octubre tenemos 90 mil hectáreas de agricultura, 15 escuelas primarias, tres colegios secundarios, y 14 jardines de infantes. Dos núcleos poblacionales muy fuertes que son La Leonesa, El Palmar y Pampa Torrielli con numerosos pequeños productores. Hoy está en riesgo la cultura de vivir en el campo".

Obras claves

En 2019, el agua afectó duramente a la región, productores de todos los tamaños perdieron todo, y la recuperación llevó mucho tiempo. En aquel entonces se habló sobre las obras necesarias y un plan de manejo de agua, que –aseguran- nunca llegó. "Se trabajó muchísimo en tener escuelas, salud, seguridad para contener a la población rural, pero falta la decisión política de construir un canal que abarque, desde la zona de Pampa Avila, cruce la región de El Palmar, Pampa Torrielli, y desemboque en la cantarilla de Capdevila que encause y lleve el agua hacia los bajos naturales", manifestó Bravo.

"Esta región son colonias mixtas, hay productores desde 25 a mil hectáreas, con producción mixta: agricultura y ganadería. Hay personas viviendo en el campo: puesteros y caseros, cuyo trabajo está en riesgo. Los Departamentos Chacabuco, 12 de Octubre y 9 de Julio son los más productivos de la región, producción que al no tener camino saldrá a Santiago, miles de toneladas de soja, maíz y algodón, algo que va afectar a las ciudades", advirtió.

Respecto a los caminos explicó "necesitamos 20 mil toneladas de piedra por año para recuperar el ripio de Las Leonas hacia Pinedo, Tres Estacas y la Piedritas, teniendo la cantera pegada a nuestro campo. Son obras básicas y baratas de hacerlas. Si por cada camión de cereales que cargamos compramos ripio, en una sola campaña enripiamos la 12 hasta La Esperanza, y la 6 hasta que se haga el asfalto. Estamos detrás de esto hace muchos años, tenemos los Consorcios equipados para hacer el trabajo y no hay decisión política, la historia se repite". 

La situación ya está peor que en 2019, si no se hacen las obras básicas, y un plan de manejo del agua, habrá que decirle a la gente que vive en la zona rural que se vayan, porque cada año van a vivir inundarse", cerró, contundente.