Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/215627

Demasiado pronto para bajar la guardia

Se cumplieron dos años desde que la Organización Mundial de la Salud declaró
una pandemia global causada por el Sars-Cov-2 que produce la enfermedad Covid
19. Gracias a la efectividad de las vacunas, en casi todo el mundo se registra un
descenso en la cantidad de contagios. Sin embargo, advierten que el virus sigue
presente y que sería un error creer que el peligro ha pasado.

El viernes pasado, al cumplirse dos años de la primera fase de la crisis sanitaria en la que el aumento exponencial de contagios ponía contra las cuerdas a los sistemas sanitarios de los países desarrollados, la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Clarissa Faustina Etienne, advirtió que es demasiado pronto para bajar la guardia.

La médica, experta en gestión sanitaria, dijo que si se relajan las medidas de cuidado y prevención en el momento equivocado los contagios podrían volver a aumentar en forma peligrosa. Por ese motivo, hizo un llamado a basar las decisiones relacionadas con la pandemia en evaluaciones de riesgo y datos sanitarios, así como a reforzar las medidas si los casos aumentan.

Datos aportados por la OMS revelan que cuando se declaró la pandemia global el número de contagios en todo el mundo ascendía a 118.000 casos de Covid 19 y 4291 muertos. Hoy, dos años más tarde de aquella primera fase, los registros hablan de 454 millones de casos y 6 millones de muertos. Para la mayoría de los expertos, lo más probable es que el Sars Cov 2 haya llegado para quedarse y que, como otros patógenos, finalmente se convierta en un virus estacional.

La principal preocupación en estos momentos es que un descuido o un relajamiento generalizado de la población pueda abrir las puertas a nuevas variantes del coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave, o Sars-Cov-2. Por esa razón, es fundamental que se mantengan los cuidados.

"Todos queremos que la pandemia termine, pero el optimismo por sí solo no puede controlar el virus", observó la titular de la Organización Panamericana de la Salud, tras pedir a los países que sigan con atención la evolución de la crisis sanitaria.

En un informe sobre la situación de la pandemia en la región, la OPS señaló que los casos disminuyeron un 26% en las Américas en la última semana, mientras que los decesos se redujeron casi un 19%. No obstante, las autoridades del organismo consideran que el número de casos notificados puede no reflejar con exactitud la situación en algunos países ya que en muchos de ellos se hacen menos pruebas para determinar si una persona se contagió o no. Por otra parte, observan que a pesar del descenso general de casos y muertes en la región, los contagios aumentaron un 2,2% en el Caribe, mientras que países como Bolivia y Puerto Rico también informaron un incremento de las muertes en la última semana.

Es importante recordar que la transmisión del virus se produce a través de pequeñas gotas que normalmente una persona libera al respirar, hablar, estornudar o toser, y que permanecen flotando más tiempo en los ambientes cerrados. A medida que aumenta la concentración de estas gotas en un espacio con poca ventilación también aumentan las posibilidades de contagio. De ahí la importancia de asegurar que, en los ambientes interiores, el aire circule en forma permanente para evitar que se acumulen estos aerosoles que facilitan la propagación del patógeno.

Está comprobado que si se ventila correctamente un ambiente los aerosoles se disuelven y de esa manera se reduce al mínimo el riesgo de contagio. Una correcta ventilación se logra con la apertura de puertas y ventanas de manera continua. Esto es así porque se genera un flujo de aire permanente, lo que permite que no se acumulen aerosoles, por lo que resulta mejor esa estrategia de cuidado que una apertura intermitente como sería, por ejemplo, abrir cinco minutos cada hora.

Por último, hay que decir que hoy se tiene la ventaja de contar con vacunas contra Covid 19. Distintos estudios que se llevaron a cabo para comprobar la efectividad de las mismas confirmaron el impacto positivo de las campañas de inoculación. Por eso es importante que quienes todavía no se vacunaron, aprovechen la protección que brindan las vacunas, que siguen siendo la herramienta más eficaz para luchar contra la pandemia.