Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/215497

El oficialismo accedió al pedido de la oposición y aceptó modificar el proyecto del FMI

Sergio Massa y Germán Martínez acordaron eliminar de la iniciativa el plan económico que diseñó el ministro Martín Guzmán para cumplir las metas pactadas; la Cámara baja sesiona mañana.

Carlos Heller y Alicia Aparicio, al enterarse esta noche del acuerdo para modificar el proyecto del FMI. Foto: Rodrigo Néspolo.

Tras una jornada de ingentes negociaciones entre el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, el jefe del bloque de diputados oficialistas, Germán Martínez, y los líderes del interbloque de Juntos por el Cambio, finalmente hubo fumata: acordaron un nuevo texto del proyecto de ley sobre el acuerdo con el FMI, por el cual se autoriza al Poder Ejecutivo a realizar las operaciones de crédito público contempladas en el entendimiento.

El oficialismo accedió a los planteos de la oposición. Según confirmaron a LA NACION fuentes parlamentarias, la nueva iniciativa no incluirá el memorándum de entendimiento ni la carta de intención, por lo que se excluirá el programa económico que diseñó Martín Guzmán para cumplir con las metas pactadas.

Según trascendió, el proyecto constará de tres artículos, uno de forma. El más importante es el primero: "Apruébanse, de acuerdo a lo estipulado en el artículo 75 inciso 7 de la Constitución Nacional y en los términos del artículo 2 de la Ley 27.612, las operaciones de crédito público contenidas en el "Programa de Facilidades Extendidas" a celebrarse entre el Poder Ejecutivo Nacional y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la cancelación de los vencimientos del "Acuerdo Stand By" oportunamente celebrado en 2018 y el fortalecimiento de las reservas internacionales".

Hasta último momento el ministro de Economía insistió en que el proyecto debía aprobarse de manera integral, con su programa económico incluido, pero su prédica no tuvo éxito: Massa, con el aval del presidente Alberto Fernández, le torció el brazo en pos de un objetivo superior: exhibir una primera postal de respaldo contundente y mayoritario al acuerdo pactado con el FMI en la Cámara de Diputados para dirigirla no solo al FMI, sino sobre al Senado, donde anidan reductos kirchneristas renuentes al entendimiento con el organismo internacional.

La diputada Victoria Tolosa Paz, del Frente de Todos. Foto: Rodrigo Néspolo.

Tras la cumbre entre Massa y la oposición, se confirmó que mañana habrá sesión en la Cámara de Diputados. Ahora el oficialismo espera que la iniciativa sea aprobada por una amplia mayoría de los legisladores, aunque sigue pendiente el pronunciamiento de los camporistas alineados con Máximo Kirchner.

Las tratativas arrancaron temprano. Con las propuestas de la oposición en la mano, Massa partió este mediodía a la Casa Rosada para obtener la venia del presidente Alberto Fernández y avanzar, así, en una nueva redacción del proyecto del Poder Ejecutivo. El jefe de Estado accedió: la prioridad de la Casa Rosada es que el entendimiento alcanzado con el FMI reciba el mayor respaldo político posible en el Congreso, condición que impuso el Fondo Monetario Internacional para aprobar el desembolso por 2.800 millones de dólares que evitaría el default el 22 de este mes.

Con el aval del Presidente, Massa retornó a su despacho de la Cámara de Diputados, donde recibió al diputado de Pro y vicepresidente de la Comisión de Presupuesto, Luciano Laspina, designado por sus pares de Juntos por el Cambio para negociar la letra fina del nuevo articulado. Tras una hora de reunión, el santafesino subió raudo al segundo piso del Palacio del Congreso, donde lo esperaban, expectantes, los jefes de los bloques que componen la coalición opositora: Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (Pro), Juan Manuel López (Coalición Cívica), Margarita Stolbizer (Encuentro Federal), Ricardo López Murphy (Republicanos Unidos) y Alejandro Cacace (Evolución Radical).

Tras recibir a Laspina, el presidente de la Cámara de Diputados se entrevistó con el jefe del interbloque Federal, Alejandro "Topo" Rodríguez. El lavagnista le entregó la propuesta de su bancada para modificar el proyecto, la cual consiste en un solo artículo: autorizar el refinanciamiento de la deuda de 44.500 millones de dólares por parte del Fondo. Al igual que Juntos por el Cambio, los federales no están dispuestos a avalar con su voto el programa económico que diseñó el ministro Guzmán para cumplir con las metas pactadas con el FMI, al que consideran inconsistente.

El diputado opositor Martín Tetaz en el plenario de comisiones. Foto: Rodrigo Néspolo.

A esa altura de la jornada, Massa ya tenía el cuadro completo de la situación. Ni el bloque más cercano al oficialismo, el interbloque Provincias Unidas que conduce el rionegrino Luis Di Giacomo, estaba dispuesto a avalar con su voto el programa económico de Guzmán contenido en los anexos del acuerdo; sólo respaldarían el refinanciamiento de la deuda, y así lo explicitaron en una propuesta que le elevaron a Massa durante la tarde.

El panorama ya estaba claro para el oficialismo: el acuerdo con el FMI sólo recibiría el respaldo mayoritario de todos los bloques el proyecto de ley si el articulado se limitaba a autorizar el refinanciamiento de la deuda contraída en 2018. En ese marco, Massa volvió a partir esta noche desde el Congreso a la Casa Rosada, para obtener el aval final de Alberto Fernández.

Fuente: LA NACION.