Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/215464

Productores de la colonia rural de Las Toscas, jaqueados por los incendios

Los productores ganaderos y agrícolas de la colonia rural de Las Toscas, en el norte de Santa Fe, quedaron acorralados por los incendios que arreciaron en el Litoral argentino desde hace semanas. Tal como ocurre en Corrientes, los campos, sembradíos y pasturas de estos trabajadores de tierra adentro han sido diezmados por el fenómeno de la sequía y el fuego, con una diferencia: hasta el momento no recibieron asistencia.

Aunque uno de los principales cargamentos de ayuda para los productores de Corrientes partió de Esperanza, Humboldt y otras localidades del centro-sur de la provincia de Santa Fe, los chacareros y ganaderos de Las Toscas vieron pasar los cargamentos por la ruta nacional 11 con la ñata contra el vidrio.

Productores ganaderos y agrícolas de la colonia rural de Las Toscas, en el norte de Santa Fe, quedaron acorralados por los incendios que arreciaron en el Litoral argentino desde hace semanas.

"Nos alegramos por nuestros colegas de Corrientes porque los ayudaron con forraje, rastrojos e inclusive postes para reconstruir alambrados, pero la verdad es que a nosotros no nos llega nada pese a que estamos en las mismas condiciones que en la provincia vecina", explicó Rubén Tomat, histórico productor de la colonia tosquense.

Tomat encabeza una avanzada contra incendios junto con vecinos de otros campos como los productores Adrián y Rodrigo Winkler, Nelson Arolfo, Alberto Dagaro, Raúl Broggi, Alcides Tomat, Carlos Rosa y Héctor Snaider, entre otros conocidos criadores de la zona, quienes alternan sus actividades con el cultivo de algodón y algo de horticultura intensiva.

En ese sentido, explicaron que "todas nuestras unidades productivas han sido seriamente afectadas por la sequía, porque en nuestra colonia no llueve hace 4 meses y cuesta muchísimo sacar agua de las perforaciones. Esto se agravó seriamente con los incendios de los últimos 20 días", alegaron.

Señalaron que "trabajamos codo a codo con los bomberos voluntarios combatiendo el fuego pero no damos abasto. El otro día encontramos a un sujeto prendiendo fuego contra el alambrado de Broggi y lo denunciamos. Por suerte fue detenido por la Policía, pero los focos de incendio siguen apareciendo favorecidos por los pastos totalmente secos".

"Ahora nuestra prioridad es conseguir forraje y agua para los animales, tanto vacunos como lanares y porcinos, que se van muriendo porque el calor es imposible de soportar, con temperaturas promedio de 40 grados. Por eso apelamos a la solidaridad de la gente y a la ayuda del Gobierno tanto provincial como nacional, que se mantienen totalmente indiferentes", señalaron.

"El país miró a Corrientes y está bien que así sea, pero a nosotros nos pasó lo mismo y es como si no nos vieran. No somos visibles pese a que vamos perdiendo más de 3.000 hectáreas productivas que ahora son desiertos negros", advirtieron los productores de la colonia rural de Las Toscas.