Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/214632

Lo que esconde el lago

¿El problema en lago escondido es solo por Lewis o pone en evidencia la incapacidad del estado para resolverlo?

Lago Escondido.

Lo que está ocurriendo en la Provincia de Rio Negro, en Lago Escondido es de una gravedad institucional inusitada. Se viola el espíritu del Decreto Ley 15.385 de 1944, que creó en todo el territorio argentino zonas de seguridad destinadas a reforzar las previsiones territoriales de la Defensa Nacional, son espacios que presentan valores estratégicos para la defensa de la integridad territorial.

A casi cuarenta años de la Guerra de Malvinas y 189 de su usurpación en 1833, se genera nuevamente conflicto entre las fuerzas armadas del Británico Joe Lewis, que custodian su propiedad y un grupo de manifestantes que intentaba llegar a las costas del Lago Escondido, tal situación, pone en evidencia la incapacidad de reacción para la defensa de la Soberanía Nacional, por parte del estado provincial y nacional, junto a la in-capacidad judicial de no actuar para resolver el conflicto o peor aún actuar a favor de los infractores.

Restablecer la soberanía nacional es la principal tarea del gobierno nacional. El Ministerio de Defensa, de modo urgente, debe volver a hacerse cargo de la Comisión Nacional de Zonas de Frontera y debe hacer cumplir la ley 15385/44, expulsando a Joe Lewis de la apropiación ilegal de tierras en Zonas de Frontera a ambos extremos del Paralelo 42.

Infografía.

Es preciso recordar que en 1944, el presidente de la Nación, Edelmiro Farrell, junto a su secretario de Guerra, el Coronel Juan Domingo Perón, definen el cuidado de las fronteras como objeto de valor estratégico para la defensa nacional. Crean entonces la Comisión Nacional de Defensa y desde ahí se regula la radicación en las Zonas de Seguridad Nacional.

La Ley 15.385 de 1944, es taxativa, Art. 4.° – Declárase de conveniencia nacional que los bienes ubicados en las zonas de seguridad pertenezcan a ciudadanos argentinos nativos. El Poder Ejecutivo podrá declarar de utilidad pública y expropiar los bienes que considere necesarios, como también dictar normas en el futuro respecto a los mismos, a propuesta del Consejo de Defensa Nacional.

Igualmente podrá exigir que la venta, transferencia o locación de los bienes situados en ciertas zonas de seguridad de fronteras, no se realice sin obtener antes la conformidad de la Comisión Nacional de Zonas de Seguridad Nacional respecto a la persona del adquirente o locatario.

De esta manera se restringe la posibilidad a los emprendimientos extranjeros para radicarse en Zonas de Frontera y se avala la potestad estatal de la expropiación si la Comisión Nacional de Defensa así lo estimase. En las fronteras solo pueden radicarse ciudadanos argentinos nativos.

Ahora bien, veamos desde cuando acarreamos estos problemas, la extranjerización de las fronteras y las tierras, que de hecho son mucho más evidentes al sur del paralelo 42, pero también ocurre en gran parte del territorio nacional el mar Argentino.

Este paralelo es el trazado que delimita las fronteras de las provincias de Chubut y Río Negro, y al sur tiene una extensión que corresponde a casi la tercera parte de la superficie continental. Muchas de estas propiedades pertenecen a extranjeros donde se destaca el Reino Unido, al poseer vastas extensiones.

El 27 de Junio de 1956 (recién acontecido el golpe militar a Perón), el gobierno de facto de Pedro Eugenio Aramburu promulga el decreto ley 10.991/56, por el cual se establece la creación de una zona franca al sur del paralelo 42. Es decir que, con el golpe de 1955, vuelven los ingleses nuevamente a beneficiarse.

El Paralelo 42 adquiere de esta manera todas las características de una frontera internacional. Queda definido un país con unas normas al norte y otras al sur, al eximir del pago de impuestos aduaneros a todos los artículos importados que ingresen al sur del Paralelo 42.

Significa que nuestros problemas de seguridad de fronteras y extranjerización tienen más de 60 años, los extranjeros con el tiempo y de acuerdo a los gobiernos han logrado posicionarse aun mejor y profundizar esta situación.

En 1996, Una empresa de Joe Lewis, Properties Buenos Aires S.A. representada por su presidente Lisandro Allende, cuidando argentino, pide autorización a la Comisión Nacional de Zonas de Seguridad, para la adquisición de aproximadamente 8.000 hs en el Bolsón, frontera con Chile, como esta solo aprueba la radicación de ciudadanos argentinos se presentaron con testaferros argentinos.

La irregularidad radica que un mes antes, en Mayo de 1996 la referida empresa, Properties Buenos Aires S.A. se había convertido en HIDDEN LAKE S.A. (LAGO ESCONDIDO S.A.) que es una empresa británica representada por Joe Lewis. cuyas acciones estaban en poder de una sociedad británica denominada Lago Corp. representada por el. Esta sociedad, HIDDEN LAKE S.A. realizó la escritura de la propiedad a su favor, consignando que la misma se encontraba en Zona de Seguridad de Fronteras. Es decir que se permitió celebrar una escritura en clara infracción a las disposiciones del Decreto Ley 15.385 de 1944. Se autorizó a una sociedad y se inscribió a nombre de otra.

Esto constituye un delito penal lo que vuelve ilegal la compra de tierras de Joe Lewis en Lago Escondido. Luego de 20 años de impunidad, en octubre de 2016 el Procurador del Tesoro de la Nación, Dr. Carlos Balbín, habiendo analizado los antecedentes, remitió el expediente de la irregular compra de tierras al Ministro del Interior, Lic. Rogelio Frigerio, a los fines que se iniciaran las causas judiciales para declarar nula la autorización a la compra de tierras por parte de los accionistas británicos, ya que este delito no prescribe por estar vinculado a un acto de corrupción. Este expediente aún no fue resuelto.

De ser declaradas "Objeto de Valor Estratégico para la Defensa Nacional por Perón en 1944, a ser tomadas como "áreas de desarrollo para la inversión extranjera" en los años desarrollistas, a ser ninguneadas por el Ministerio del Interior en 2016, estamos ante una gran oportunidad de resolver el conflicto y mostrarnos al mundo que ya no somos imberbe de pantalones cortos, demostrar que hemos crecido y vamos camino a una plena independencia.

Tengamos claro que no solo están en Malvinas, están en el continente y en el mar y van por nuestra Antártida, ¡¡¡Es momento de Despertar ARGENTINA!!!

(*) Ex Soldado Combatiente de Malvinas
Fundación Soberanía y Memoria
Resistencia Chaco