Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/214486
ES POR EL CRIMEN DEL EXRUGBIER MARCELO LONGHI EN LUJÁN

El chaqueño más buscado del país mañana se presenta en el juzgado federal

NORTE da como anticipo que Ramón Roberto Flores ya contactó a un abogado de Resistencia para ponerse a disposición. Niega su participación.

El 12 de enero el homicidio del exdeportista y productor ganadero Marcelo Longhi produjo un fuerte impacto dentro del rugby argentino.

Ramón Flores, que se hace llamar “Javier” entre sus conocidos, trabajaba comocuidador del campo de la víctima, el exrugbier y empresario Marcelo Longhi. El sospechoso cuenta con otro grave antecedente por homicidio.  Crédito: Facebook

Pero el hecho que arrojó novedades en las últimas horas ubicó al Chaco en las primeras planas de todos los medios por la presunta coautoría del peón y casero Ramón Roberto Flores, que luego del suceso huyó a Barranqueras, y lo hizo en la camioneta conducida por el único detenido hasta el momento y amigo de la víctima, Pablo Javier Achard.

NORTE pudo averiguar que el chaqueño se contactó con un abogado local con intenciones de concurrir ante la jueza federal Zunilda Nirenperger, eso si es que antes no lo capturan los sabuesos de Investigaciones Complejas.

SOCIO, AMIGO Y TRAICIÓN

Hasta aquí lo que se sabe es que un informe ‘clave‘ del médico legista determinó que la víctima no pudo haber salido con vida de su campo de la localidad bonaerense de Tomas Jofré ese mediodía, como se creyó en un primer momento.

Según el abogado de la familia, Alejandro Broitman, una de las pruebas contundentes para imputar a Achard y Flores consistió en que ‘el horario del deceso de Longhi no va más allá de las 13 horas‘, por lo que ‘la fiscal estima que murió en el campo‘ de la localidad de Tomás Jofré, de donde el socio de la víctima dijo que lo vio salir a las 13.35 del día en que fue hallado muerto horas después a la vera de una ruta.

Pablo Achard y Marcelo Longhi (derecha), compartiendo en redes sociales una de las tantas actividades como socios y amigos.

Además, Broitman dijo que ‘encontraron entre el calzoncillo y el pantalón de Marcelo hojas de eucalipto que no había en la zona donde se encontró la camioneta (con su cuerpo) y sí en el campo (‘Cabaña Los Amigos‘, en el Paraje La Verde), donde el suelo estaba lleno de hojas de eucalipto‘. Por estos motivos, a pedido de la fiscal y por orden del Juzgado de Garantías 1 de Mercedes, fue detenido Achard, al tiempo que se allanó su domicilio, ubicado en la calle Mármol al 2600, en Vicente López, donde se secuestró una pistola calibre 9 milímetros con la documentación vencida, 27 municiones y dos teléfonos celulares del imputado.

También se allanó una oficina donde Achard tiene su empresa de seguridad, en la calle Montañeses al 3100 del barrio porteño de Núñez. Achard y Flores fueron imputados por el delito de ‘homicidio simple‘. La principal hipótesis de los investigadores consiste en que los motivos del crimen fueron económicos. ‘Pudo haber sido que Marcelo haya descubierto algo y que cuando llegó el socio Marcelo lo increpó y ahí se produjo el hecho", cerró Broitman.

Quién es el prófugo de la justicia bonaerense

Ramón Roberto Flores posee pedido de captura por la justicia de Buenos Aires. Tiene 41 años y llegó al establecimiento de Marcelo Longhi porque otro chaqueño le hizo el contacto para mudarse y comenzar una nueva vida laboral.

Ramón Flores publicó en Facebook que está en Barranqueras. Volvió al Chaco luego del asesinato de su jefe y para la justicia es prófugo.

El hombre, al que se lo señala como el cómplice del asesino del exrugbier, mantiene su perfil de Facebook abierto e hizo saber que se halla en Barranqueras. Para los investigadores de la Bonaerense, por testimonios, llegó a la localidad portuaria en la camioneta conducida ni más ni menos por el supuesto asesino Pablo Achard, el mismo que durante el velorio de su amigo, cuando preguntaron los familiares dónde estaba el peón porque era extraño no haya asistido, Achard respondió : "Lo llevé en mi camioneta al Chaco".

Flores sostiene que ya declaró en su momento y que luego regresó a Barranqueras, y asegura que nada tiene que ver con lo que la fiscal y el juez le imputan por el asesinato de Longhi. Pero sabe de cuestiones legales, ya que tiene antecedentes por cometer un homicidio agravado por uso de arma. Flores se defiende y jura que era su vida o la del delincuente y debió defenderse de un robo. Es su versión de aquel acontecimiento en nuestra provincia, pero ahora enfrenta otro cargo.

Ramón Flores, desde la clandestinidad, contactó a un abogado de Resistencia

No hay dudas de que Ramón Roberto Flores, quien como casero y peón del campo alquilado por Marcelo Longhi aparece como posible cómplice del homicidio de su jefe, se transformó en el hombre más buscado del país. Se hacía llamar "Javier", tal vez porque pesa sobre sus espaldas un homicidio agravado cometido en el Chaco.

NORTE pudo confirmar que el hombre de 41 años, para quien la fiscal Mariana Suárez, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 de Luján, pidió captura, tiene previsto mañana lunes asistir al Juzgado Federal 1 de la capital chaqueña, a ponerse a disposición.

Su voluntad era comparecer el viernes pero por asesoramiento de su abogado Francisco Belle será el lunes. Flores sabe que hay un pedido de detención. El chaqueño, por otro comprovinciano, se mudó a Buenos Aires para trabajar en el campo que arrendaba Lonhgi. Testigos declararon que Flores se retiró de la propiedad en un vehículo, cargando solo un televisor y dos bolsos con ropa. Se estima que Pablo Echard lo trajo al Chaco.

La coartada del sospechoso

El chaqueño, que asegura que mañana se va a poner a disposición de la justicia federal del Chaco, Ramón Roberto Flores, alias "Javier", ya designó al defensor Francisco Belle. Y alejado de las versiones que lo vinculan como presunto cómplice en el crimen de Macelo Longhi, tiene una cortada para ofrecer a la justicia.

Flores sostiene que su regreso al Chaco no tiene nada que ver con el sangriento hecho, sino que volvió a Barranqueras para registrar a su bebé a su nombre y que tiene el trámite pendiente ante el Registro Provincial de las Personas.

Lo cierto es que una vez que concurra a la fiscalía en turno, será detenido para ejecutar la orden de captura. Una vez que se cumpla con esa medida, seguramente será trasladado hasta los tribunales bonaerenses que lo están requiriendo por "homicidio simple".