Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/214002
Repsol dice que terminará la limpieza en febrero

Perú: "Huele a muerte", dicen pescadores tras derrame petrolífero

La petrolera española dijo este viernes que trabaja para recuperar las playas y zona marina azotadas por el derrame. Gobierno y pescadores califican de "desastre ambiental sin precedentes" lo que Repsol intentó presentar como "daño controlado".

   La compañía dijo en que entregó al gobierno un cronograma de sus trabajos de remediación en la costa central del país, tras el vertido del crudo de un buque tanque por los fuertes oleajes tras la erupción a miles de kilómetros de un volcán en Tonga.

   El presidente Pedro Castillo decretó el jueves la emergencia ambiental por el derrame, y dijo que Repsol debe asumir sus responsabilidades por "el mayor desastre ecológico" en la nación sudamericana.

MÀS SOBRE ESTE TEMA

Atlanticazo: la costa bonaerense se movilizó contra las petroleras en el Mar Argentino   

   Repsol dijo que "continúa monitoreando" la extensión del área dañada con el asesoramiento de una firma especializada y que su plan de limpieza podría ser "actualizado". El organismo de control ambiental de Perú calcula en 1,7 millones de m2 de suelo y de 1,2 millones de m2 de mar el área afectada por la marea de petróleo.

   El crudo ha provocado la muerte masiva de aves en dos áreas naturales. El vertido afecta al menos a 21 playas y la fiscalía peruana inició una investigación a la refinería La Pampilla de Repsol por el presunto delito de daño ambiental.

   En tanto, cientos de pescadores de los distritos de Ventanilla y Ancón, los más afectados, no pueden salir a sus faenas por el mar contaminado y exigen a la compañía petrolera una indemnización.

   "Recolectaba crustáceos, pero ahora, cuando camino por la orilla, los crustáceos están muertos", dijo a Reuters el pescador Walter de la Cruz. "Recogía crustáceos y comenzaba a pescar (...) Los pescadores íbamos a vender el pescado que conseguíamos. Pero ahora todo huele a muerte", afirmó.

 

 El alcalde de la zona denunció que el "control de daños" hecho por Repsol consistió en enviar apenas un puñado de trabajadores que están recogiendo la arena a pala, y que la indignación en el pueblo es enorme: "¿Es todo lo que van a invertir en reparar lo ocurrido?", dijo el funcionario.

 

Rescate y operaciones

   Brigadas de ayuda han rescatado aves, también pingüinos, manchados de material oleoso impregnado no solo en la arena sino también en rocas de la costa y en 22 pequeños islotes. Pero muchos otros pingüinos, aves, nutrias, cangrejos y peces intoxicados flotan inertes a lo largo y ancho de la mancha negra. Los expertos dicen que la recuperación del mar podría tomar mucho tiempo.

   La primera ministra, Mirtha Vásquez, anunció la prohibición de la salida del país del buque tanque que descargaba el petróleo y ha solicitado una carta fianza equivalente a u$s 39 millones en caso de que se quisiera sacar la nave del país. Repsol no precisó el volumen derramado, pero el  gobierno dice que serían al menos 6.000 barriles.

   Repsol refirió que ya retiró más de 1.580 m3 de arena dañada y que ha desplegado a 840 personas capacitadas para la labor de limpieza. La refinería informó al regulador del  mercado local que la pesquisa fiscal por el derrame "no afectará significativamente el patrimonio o los negocios y actividades" de la compañía; y que no advierte un pronóstico negativo por los  argumentos de defensa que presentará a los investigadores.

   El alcalde de la zona denunció que el "control de daños" hecho por Repsol consistió en enviar apenas un puñado de trabajadores que están recogiendo la arena a pala, y que la indignación en el pueblo es enorme: "¿Es todo lo que van a invertir en reparar lo ocurrido?", dijo el funcionario.

   La refinería La Pampilla negó responsabilidad en el derrame y dijo que ésta se produjo por la violencia de las olas. "Este acontecimiento no ha afectado la continuidad de nuestras operaciones ni la capacidad de atención al mercado. El evento no ha tenido un efecto significativo en la actividad productiva de la refinería", dijo la empresa. La Pampilla tiene el 54% de la capacidad de refinación de combustibles de Perú.