Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/213992

CARTAS DE LECTORES

La burocracia que obstaculiza 
 
Señor director de NORTE:
Achasodia es desde hace más de treinta y cinco años el lugar donde se atiende en forma integral al paciente con diabetes.
Funciona básicamente con el aporte de su masa societaria, algún esporádico aporte estatal y con la solidaridad de la sociedad en los eventos benéficos.
Tenemos en nuestra sede de López y Planes 856 casi todo lo que necesita ese paciente que padece diabetes y consideramos nuestra responsabilidad que la rampa de nuestra sede no sea utilizada. Para ello damos una atención personalizada y un seguimiento especial de nuestros profesionales de la diabetología, nutrición, oftalmología, kinesiología, cardiología y podología.
Estos profesionales son algunos ad-honorem y otros cumplen su carga horaria en el Servicio de Nutrición y Diabetes del Hospital Perrando gracias a convenios oportunamente firmados con el Ministerio de Salud de la provincia
Siempre tuvimos un trabajo en conjunto con este servicio que nos llevó a trascender la atención en nuestros consultorios y hemos atendido las necesidades de centros de salud del área metropolitana y del interior generando esa acción virtuosa del estado trabajando con oenegés que contribuyen con la atención de la salud de los que más necesitan.
Y aunque padecimos políticas de salud nefastas generadas por personajes de dudosa capacidad, nuestro trabajo continuó, con mayor o menor dificultad.
No siempre el Estado entiende que estamos para ayudar.
Y ahora con lo que conlleva en tiempos de pandemia continuar la atención médica, nos encontramos con una burocracia decadente que no prevé el simple paso administrativo de afectación de profesionales a nuestra entidad. Ridículo, ¿no? Pero la realidad es que duele, tanto esfuerzo, tantas necesidades resueltas, tantos pacientes angustiados por la demora de quienes sí cobran por una función incumplida. Nos pasó el año pasado, por primera vez nos faltaron médicos, y nos pasa ahora. 
Achasodia abre sus puertas luego del receso de verano solo con esos seres maravillosos que atienden en nuestros consultorios ad-honorem.
Los otros, a los que el Estado les paga, no van a cumplir con esos pacientes que nos costó tanto educar, contener y prevenir sus complicaciones.
Somos optimistas y confiamos en que alguien reaccione, que se exija el cumplimiento, que definitivamente se termine la impunidad del funcionario soberbio que solo da muestras de su inutilidad empañando una trayectoria de indiscutible calidad.
El servicio de nutrición y diabetes del hospital Perrando fue de excelencia y debe volver a serlo.
 
ASOCIACIÓN CHAQUEÑA DE SOLIDARIDAD CON EL DIABÉTICO
RESISTENCIA