Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/213970
Un grave problema que excede el ámbito doméstico

Los derechos humanos y el maltrato infantil

La Declaración Universal de Derechos Humanos establece expresamente que los derechos humanos son derechos inherentes a todas las personas, sin distinción alguna de raza, sexo, nacionalidad, origen étnico, lengua, religión o cualquier otra condición, entre los derechos humanos se incluyen el derecho a la vida.  

La Asamblea General de la ONU adoptó la Declaración de los Derechos del Niño en la que se establecen sus derechos a la protección a la vida, entre muchos otros más. Sin embargo, en estos últimos meses, hemos escuchado, leído y visto en distintos medios de comunicación delitos cometidos hacia nuestros niños, en casos como: "Abuela estrangula a su nieta de tres meses", "El crimen de Lucio Dupuy", "Salta: tienen 7 y 10 años y fueron a pedir auxilio a la policía por las golpizas de su madre".

 Y lo más preocupante de esto es que ocurre desde el seno, ambiente familiar, constituyendo esto un grave problema que ya excede al ámbito doméstico, debiéndonos preguntar qué está pasando en el exterior para que ocurran estos hechos.

PREVENCIÓN PARA PONER FIN A LA VIOLENCIA 

Para poner fin a la violencia contra niños, niñas y adolescentes es necesario diseñar e implementar una estrategia integral de prevención en los distintos organismos, asesorías, juzgados, líneas de protección e intervención temprana en violencia. 

Resulta indispensable desarrollar planes de formación continua para técnicos y profesionales de las áreas de salud y educación que trabajan directamente con niños y niñas, para que cuenten con las herramientas que les permitan detectar, prevenir y derivar a programas especializados.

MEDIDAS DE PROTECCIÓN PARA ACTUAR EN CONJUNTO

Por otra parte es imprescindible concienciar a la sociedad a realizar la inmediata denuncia cuando se tiene conocimiento de que un niño es víctima de maltrato, pues la solución propuesta es la que se ajusta a la normativa constitucional vigente luego de la reforma al artículo 75, inciso 22° de nuestra Carta Magna, y en particular a la Convención sobre los Derechos del Niño, cuyo preámbulo nos recuerda que "la infancia tiene derecho a cuidados y asistencia especiales", y cuyo artículo 19 establece que "los Estados partes adoptarán todas las medidas legislativas, administrativas, sociales y educativas apropiadas para proteger al niño contra toda forma de perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente…".

Estas medidas de protección deberían comprender según corresponda procedimientos eficaces para el establecimiento de programas sociales con el objeto de proporcionar la asistencia necesaria al niño y a quienes cuidan de él, así como otras formas de prevención y para la identificación, notificación, remisión a una institución, investigación, tratamiento y observación ulterior de los casos antes descriptos de malos tratos hacia niñas y niños y, según corresponda, la intervención judicial.

(La autora es abogada -MP 5359-, asesora legal de Ipduv, y de la Municipalidad de Resistencia, y directora en Colegio de Abogados de Resistencia).