Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/212905

Leo Ramos expone sus acciones en Buenos Aires

Está abierta la muestra colectiva "19 y 20", archivos, obras y acciones que irrumpieron en la narrativa visual de la crisis de 2001 en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti (ExESMA). 

El periodista John Reed publicó en 1919 su libro "Diez días que estremecieron el mundo" ("Ten Days that Shook the World", en el original inglés). Allí anotó la crónica testimonial de los acontecimientos de la Revolución Rusa de octubre de 1917. 

En la historia reciente de la Argentina, el 19 y 20 de diciembre de 2001 están escritos con moldes perpetuos. "Aquellos días marcaron un cambio de paradigma para la sociedad. Una crisis latente que se venía anunciando desde mediados de los años `90. Aquello terminó con un estallido social y con la renuncia del presidente de la Nación", así describen la situación las curadoras de la muestra, Natalia Revale y Loreta Garín Guzmán.

El primer recuerdo que tiene Leo Ramos sobre el vínculo de arte con activismo político se remonta a cuando era estudiante universitario, "cuando salíamos con agrupaciones universitarias a la calle a defender la universidad pública". Leo es arquitecto y licenciado en artes visuales. "Siempre participé de acciones callejeras, pero no sabía que eso tenía el concepto de artivismo o arte político", explica. 

Su primera obra se enmarca en el año 2002, durante los actos por Memoria, Verdad y Justicia. "En aquella ocasión desaparecimos virtualmente, embolsándolas, 22 esculturas, para representar a los 22 caídos en la masacre de Margarita Belén". 

Brico

Leo Ramos expone ahora en Buenos Aires "Bricolaje para la liberación del arte". Durante diez años hizo esta publicación. "En este material se exponen diferentes dispositivos que diseñé a lo largo de los años para que lo utilicen los movimientos sociales para visibilizar sus demandas. Por ejemplo: rodillos para imprimir consignas en el paso de una manifestación, muebles realizados con cartón, carpas y otras construcciones. La carpa–bandera es uno de los trabajos que eligieron las curadoras para exponer en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti", explica.

Belleza

El concepto de belleza en el arte político es muy amplio. Leo reflexiona: "En nuestra sociedad multicultural y multiétnica, como es Resistencia, es muy difícil tener un único concepto de belleza. Para los qom es una cosa y para los wichí es otra; para nosotros, los mestizos, también tiene un significado diferente. Para mí, la belleza está en que un sector social que necesita ser visibilizado logre ser visto a través de una acción artístico-política. Para mí es muy bella, por ejemplo, la parada Activa Memoria que está frente a la casa de la Memoria en Resistencia. Es una parada que sigue diciendo verdades, y eso es belleza. Es una prolongación de la Casa de la Memoria, cuenta varias cosas, como los tres nietos recuperados que tiene Chaco, entre otras cosas". 

"Nosotros tuvimos una eclosión social muy importante y un punto alto en lo que fue la muestra de todo el artivismo feminista en el Encuentro Nacional de Mujeres, en octubre de 2017. Todo lo que se vio durante aquellos días, las acciones que hicieron y que conmovieron a la ciudad, fue un goce visual. Fueron colectivos de mujeres de todo el país que hacían teatro, intervenciones callejeras y marchas. Hubo una eclosión del arte feminista. Tenemos que agradecer a las mujeres por haber traído ese encuentro a la ciudad. Terminó como termina una obra de arte perfecta, con un escándalo, con gente de la ultraderecha atacando a piedrazos a las mujeres y mostrando toda la intolerancia de un sector de la sociedad que está vigente y cada vez está más peligroso". 

Hasta marzo

La muestra "19 y 20" busca pensar cómo el arte está comprometido con su momento histórico e interviene en su contexto. Han armado una muestra federal con exponentes de Resistencia, Rosario, Córdoba, La Plata, CABA y provincia de Buenos Aires, que se inauguró en octubre y seguirá hasta marzo del 2022. "El artivismo marca la tensión que hay entre arte, política y la calle. Todo lo que se puede producir en el entorno social y desde este costado busca un impacto que en ocasiones es efímero, pero su estela se extiende en el tiempo".