Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/212661
Mauricio Amarilla, presidente de la Comisión por la Memoria

"Vemos con preocupación que la sociedad acepte la mano dura"

A horas de la conmemoración del fusilamiento de detenidos políticos en Margarita Belén, el referente provincial habla de una causa que se resignifica y amplía. 

Crédito: Comisión por la Memoria

Este lunes se cumplirán 45 años de la Masacre de Margarita Belén y el presidente de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), Mauricio Amarilla, repasó con NORTE algunas de las acciones, demandas y proyectos en derechos humanos.     
Como integrante de la Asociación Familiares de Desaparecidos por el Terrorismo de Estado, subraya el sentido de cada 13 de diciembre. Se vuelve inevitable mencionar a sus padres Marcela Molfino y Guillermo Amarilla: "Fueron desaparecidos por la dictadura, ella dio a luz a un cuarto hijo en un centro de detención de Campo de Mayo. Mientras en mi familia no sabíamos y él (Martín Amarilla) vivió 30 años desconociendo quién era. Hace poco hablábamos de esto, de un robo de identidad que no solamente lo afecta a él, sino también a su hija que hoy tiene 5 años". 

"Hace años que vecinas del Cacique Pelayo denunciaban la violencia que sufrían sus hijos a manos de la policía", recuerda el dirigente. Crédito: Fabián Maldonado

En lo inmediato, a mitad de un programa cargado de muestras, presentaciones y conferencias,  remarca la vigencia de las luchas por erradicar la violencia institucional y que la CPM necesita mayor independencia económica: "Es una urgencia, esperamos que la Cámara de Diputados lo trate aceleradamente y que las demandas sean respetadas", plantea. 

NORTE: ¿Cómo se organizó la agenda?  
Mauricio Amarilla: -Este año se ha buscado abrir un poco más, entendiendo que la historia no solo ha marcado a las víctimas directas (exdetenidos, desaparecidos y familiares), sino también a toda la ciudadanía. Se convocó a agrupaciones, organizaciones sociales, sindicales, estudiantiles; y se articuló con otros estamentos del Estado como Educación, Derechos Humanos y la Subsecretaría de Juventudes. 
La grilla de diciembre se armó a partir de sus propuestas. Con estudiantes de un terciario y Bellas Artes se eligió mostrar (el lunes 6) lo que habían realizado de manera continua a lo largo del año. Y con el terciario Mariano Ferreyra se proyectó un audiovisual (sábado 11) en la Casa por la Memoria. 

Durante todo el año se organizan charlas y actividades con instituciones educativas. Crédito: Comisión por la Memoria


Por otra parte varias organizaciones sociales compartieron actividades y las expusieron estands en la plaza, frente al edificio. La mayoría de los movimientos están estigmatizados con que solo cortan calles reclamando por planes pero no se visibiliza todo el trabajo que realizan en lo educativo, en lo productivo todos los días.  
Con la Fundación Napalpí tenemos una vinculación muy importante por la masacre de Margarita Belén y la de Napalpí, que en poco tiempo más también tendrá su juicio de lesa humanidad. 
Detrás de los dos genocidios creemos que hay una forma sistemática de operar de las fuerzas de seguridad al servicio del poder económico, dando la espalda a los intereses del pueblo. Esa memoria histórica es interesante unirla. 
Y para hacer un vínculo entre el 24 de Marzo y el 2 de Abril están presentes los excombatientes, a quienes invitamos también. 

"Modificar la ley que creó la Comisión por la Memoria nos permitiría tener autarquía", resalta Mauricio Amarilla. Crédito: Fabián Maldonado

¿Cómo los encuentra este momento de transición hacia la presencialidad cuidada?  
-Esta conducción asumió en un momento duro de la pandemia (febrero de 2021), comenzamos con las actividades de marzo, pero de abril a junio la pandemia recrudeció. Tuvimos compañeros y militantes muy comprometidos que fallecieron; en mi caso hubo contagios de familiares.  
Trabajamos de manera virtual y en varios momentos parecía que se abriría la circulación para retomar. Recién en octubre se pudo abrir la casa y ahí empezamos a ver las necesidades de los trabajadores, a diseñar las salas fijas e itinerantes, viendo la diversidad de temas en determinadas fechas. Continuó la relación con las instituciones, el ministro de Educación Aldo Lineras le dio una nueva impronta a la comunicación con nosotros. 
De todas formas desde el primer momento llevamos al gobernador una propuesta de modificación de la ley que creó la Comisión por la Memoria que nos permitiría tener autarquía. Hasta el momento dependemos del Ministerio de Educación y no tenemos presupuesto propio. 
   
En espacios como la marcha de la gorra, ¿se reeditan problemas de violencia institucional?  

Amarilla ve con preocupación que la sociedad acepta la mano dura, el ‘algo habrán hecho’, el ‘no te metas’. Crédito: Fabián Maldonado

  
-Es un tema que lamentablemente se repite en las fuerzas de seguridad. Lo que vemos con mayor preocupación es que la sociedad acepta esas prácticas, acepta la mano dura, el ‘algo habrán hecho’, el ‘no te metas’, etcétera. 
Son discursos que venimos escuchando desde la época de la dictadura. Aunque hoy vivimos un tiempo especial de una juventud que con fuerza busca combatirlos. En la marcha de la gorra vimos a jóvenes militantes de varias agrupaciones que se unieron por una causa común. Algunos viven en barrios populares, otros trabajan social o culturalmente en esos espacios, todos dicen que la problemática más fuerte es la violencia institucional.  
Hace algunos años en diálogo con familias qom del barrio Cacique Pelayo de Fontana podíamos ver las necesidades de infraestructura. Sin embargo en una reunión con mayoría de vecinas cuando les preguntamos qué podíamos hacer o cómo ayudar mencionaban el problema de la violencia que sufrían sus hijos a manos de la policía. Desde la comisión siempre buscamos abrir las puertas a estos temas y con organismos de DDHH que forman parte.    

Los proyectos 
Tal vez la más ambiciosa de las metas sea la de crear una tecnicatura de nivel terciario en derechos humanos, con transversalidad de abordajes y una especialización en el último año: violencia institucional, pueblos originarios, ambiente. 
Amarilla afirma que la iniciativa es local, nació en el intercambio sobre las realidades, ante una problemática amplia y con la intención de aportar una formación a personas que ya vienen militando. 
Por otra parte con el Comité de Prevención de la Tortura se va a firmar un convenio que facultaría a personal de la Comisión a visitar centros de detención, compartiendo su experiencia con centros educativos. 
La conservación edilicia también es una demanda constante. "Venimos de un tiempo de puertas cerradas, con un edificio bastante antiguo que necesita mantenimiento y estamos sacando a flote gracias a la generosidad de Lotería Chaqueña, de la Fundación Chaco Solidario y de la justicia federal", señala el titular de la CPM.