Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211819

Petroperú evacúa a trabajadores ante amenaza de toma de oleoducto

La petrolera estatal peruana dijo este miércoles que evacuó a los obreros de una estación de su oleoducto, ante la amenaza de una comunidad indígena de tomar el control de la instalación, en otro conflicto que mantiene parado el bombeo de la empresa.

Los indígenas reclaman que parte de la riqueza extraída de sus territorios se vuelque en obras de infraestructura y sociales para su comunidad.

   Petroperú señaló que la comunidad de Saramuro, en la región amazónica de Loreto, al norte del país, había dado a la empresa el fin de semana un plazo de 72 horas para abandonar la Estación 1 del oleoducto, en protesta "por considerar que el Estado no atiende sus demandas de servicios de salud y educación".

   Actualmente, el oleoducto de Petroperú, que transporta crudo desde la Selva hasta la costa del Pacífico, está paralizado debido a que nativos del Amazonas mantienen tomado desde inicios de octubre la Estación 5 de los tubos de la firma.

   "Petroperú exhorta nuevamente a las partes involucradas a seguir apostando por el diálogo e invoca a la población a desistir de sus medidas de fuerza, evitando así poner en riesgo la integridad de las personas", informó.

   Los conflictos de residentes que viven cerca de empresas que explotan recursos naturales se han incrementado en el gobierno de izquierda del presidente Pedro Castillo, que ganó las elecciones con la promesa de llevar beneficios económicos a los más pobres.

   El oleoducto de unos 1.100 Km ha sufrido decenas de ataques desde que comenzó a operar hace cuatro décadas, por parte de comunidades del Amazonas que viven en la pobreza y que demandan inversión social por parte del Estado, con una parte del beneficio de las riquezas que se llevan de sus territorios.

   Petroperú, que está por concluir la modernización de su refinería Talara, se dedica también al transporte, almacenamiento y venta de crudo; y planea volver a extraer petróleo después de más de dos décadas de abandonar la  actividad.