Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211766
Genética sustentable para el algodón

El desafío de fortalecer la cadena desde la semilla

SAENZ PEÑA (Agencia). El único laboratorio de semillas de algodón del país, Gensus, celebra sus primeros cinco años apostando al desarrollo de la cadena algodonera en Argentina.

Desde hace cinco años, el trabajo de Gensus ha sido generar alternativas y soluciones para el productor, contribuyendo a transformar a toda la cadena algodonera. Aquello que nació a fines de 2016 como una visión de quienes fundaron la empresa, la de convertirnos en el semillero de algodón líder del norte del país, hoy ya es una realidad.

El algodón, bandera del Chaco y con fuerte apuesta en Santiago del Estero y norte de Santa Fe.

Ofrecemos productos y servicios de primera calidad, con una operación eficiente y sustentable con el medio ambiente, con colaboradores orgullosos y motivados, y en asociación con terceros para el desarrollo de soluciones tecnológicas.

Ese camino lo construimos dialogando con todos los actores de la cadena y abrimos las puertas de nuestra empresa en Avia Terai a productores, investigadores, desmotadores, al comercio y a la industria textil. Acompañamos el esfuerzo de los gobiernos provinciales para apoyar con semilla de calidad a los pequeños productores e hicimos llegar nuestro reclamo a nivel nacional ante la necesidad de ordenar el mercado de semillas.

SOLO EL 12% USABA SEMILLA FISCALIZADA

Basta recordar que cinco años atrás, la venta de semilla fiscalizada de algodón representaba un 12% del total de la superficie del país y el reconocimiento del valor de la tecnología por parte del productor era casi inexistente. La última variedad en el mercado tenía más de cinco años y la más utilizada, 10 años de antigüedad y peor aún, circulaban eventos biotecnológicos no autorizados en el país que ponían en riesgo inversiones y la credibilidad de Argentina.

En ese difícil contexto, tuvimos que hacer pie, darnos a conocer, expresar nuestros valores, planificar un sendero de desarrollo y adaptarnos a los cambios, pero siempre cerca de nuestra visión. La crisis del COVID 19 volvió a desafiarnos, pero fue posible mantener el trabajo y los planes casi sin cambios.

El proceso de formalización del mercado de semillas de algodón está en marcha ya que de aquel magro 12% se pasó a un reconocimiento del origen legal del 50% promedio en las últimas dos campañas.

La semilla fiscalizada de algodón es clave para el desarrollo de la cadena. Se pasó de un 12 a un 50% del uso legal en los últimos cinco años

LA VINCULACION CON EL INTA

Supimos articular un convenio de vinculación con el INTA para que aportara nuevas variedades a un mercado que las reclamaba desde hacía décadas. Se introgresaron (es decir, el movimiento de genes de una especie a otra) los eventos BG/RR, se ensayaron y evaluaron sus resultados en diferentes ambientes. Y, tras dos campañas los resultados están a la vista: las tres variedades INTA Porá 3 INTA BGRR, Guaraní INTA BGRR y Guazuncho 4 INTA BGRR -que se sumaron en 2019 al aporte de las cuatro tradicionales comercializadas por Gensus- lograron mejoras en los rendimientos en fibra, adaptabilidad y plasticidad.

EDICION GENICA DE ALGODON

También invertimos en el desarrollo de edición génica en algodón de la mano de Bioheuris, un startup de agrobiotecnología que utiliza biología sintética y edición génica para combatir malezas.

Se trata del primer desarrollo de investigación con edición génica en algodón llevado adelante por dos Pymes nacionales que unen sus esfuerzos para ofrecer nuevas tecnologías adaptadas al mercado local.

A diferencia de los eventos GM (genéticamente modificados), la edición génica CRISPR mejora los propios genes del cultivo y podría posicionar al país como un líder mundial en algodón, aplicando técnicas de punta y con proyección internacional. Esta asociación intenta desarrollar en este cultivo variedades resistentes a herbicidas.

Parte de los directivos del semillero Gensus, en un festejo por sus 5 años con todos sus empleados, en Avia Terai.

CONDICIONA LA INFORMALIDAD EN LA CADENA

El país necesita crecer, crear empleo digno, capacitar y crear riqueza genuina para el bienestar general. Necesita incrementar los rendimientos a campo, el cuidado del medio ambiente, mejorar la calidad de fibra para abastecer la industria local y comenzar expandir los mercados internacionales. Continuar con los niveles actuales de informalidad pondrá un freno e impedirán el despegue del sector.

Que solo la mitad de la superficie haya sido formalmente declarada ante la AFIP, cuando el productor declara al adquirir o deslintar semilla para el 100% de la superficie, nos debería interpelar como cadena agroindustrial.

EL INASE ACOMPAÑA EL DESARROLLO

El funcionamiento del sistema denominado Semilla Segura por parte del INASE y su profundización a través de un esquema de diferenciación de variedades por medio del uso de marcadores moleculares irán consolidando un sendero de ordenamiento del mercado algodonero. En el primer caso, mediante la detección de biotecnológica no aprobada en el país, y en el segundo, identificando la genética presente en la semilla, dará́ un horizonte al trabajo de investigación y desarrollo de nuevo germoplasma.

Mientras tanto en Gensus pusimos en marcha iniciativas como la trazabilidad de cultivos mediante tecnología blockchain, a través de ucrop.it, presentamos dos reportes de Sustentabilidad, inauguramos el Centro de Investigación Algodonera (CIA) y, en colaboración con nuestros clientes, el Programa de Productores Demostrativos en las diferentes zonas productivas.

UN GRAN EQUIPO

Para finalizar, dicen desde Gensus, lo más significativo para el semillero "es que estamos honrados de contar con un equipo de colaboradores que confían en la dirección de la empresa, altamente motivados y orgullosos de formar parte de esta realidad edificada en tan poco tiempo. Y esto tiene premio, ya que por segundo año consecutivo, fuimos certificados como uno de los mejores lugares para trabajar en la Argentina, por la organización Great Place to Work (GPTW), en base a la encuesta realizada a todos los colaboradores.

Queremos que el algodón en Argentina pueda expresar todo su potencial y ser reconocidos como una cadena pujante, coordinada, competitiva, sustentable y eficiente en todo el mundo. El sueño de Gensus es poder continuar siendo parte de esa transformación".