Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211557

En diciembre subirán las jubilaciones y superarán la inflación

El Gobierno informó que el aumento será del 12,11% y el haber mínimo alcanzará los 29.061 pesos.

Buenos Aires, 11 (NA) - Las jubilaciones, pensiones y demás prestaciones sociales subirán 12,11% a partir de diciembre, informó el Gobierno. Con este incremento, en el año el aumento sumará 52,7%, algo por encima de la inflación esperada.

Con un aumento superior al 12 por ciento, las jubilaciones superarán a la inflación en diciembre.

Según el Gobierno, habrá un ‘aumento real de los ingresos para jubilados, pensionados y titulares de asignaciones‘.

‘Si por el contrario hubiese continuado la fórmula de la Ley N27.426 de 2017 de Juntos por el Cambio, la variación interanual de los haberes sería más de 4 puntos inferior al costo de vida,  del 48%‘, indicó la Casa Rosada.

La suba alcanzará a 16 millones de personas: 7,1 millones de jubilados o pensionados, y a casi 9 millones de niños y adolescentes (4,4 millones de AUH y 4,3 millones de Asignaciones  Familiares), además de la Asignación prenatal, por Embarazo, nacimiento y por cónyuge.

El ajuste no incluye a jubilados y pensionados de regímenes especiales, como docentes, docentes universitarios, Luz y Fuerza, y Poder Judicial, que disponen de índices propios.

La titular de la Anses, Fernanda Raverta.

El haber mínimo de $25.922 pasará a $29.061 mensuales mientras que la prestación mínima (PUAM) subirá de $20.738 a $23.249.

Las pensiones no contributivas tendrán un alza de $18.146 a $20.342, mientras que el haber máximo subirá de $174.433 a $195.557.

Por su parte, la AUH subirá de $5.063 a $5.677, indicó la ANSES.

De esta forma, este año, con la nueva fórmula de movilidad, los aumentos fueron del 8,07% en marzo, 12,12% en junio, 12,39% en septiembre y 12,11% en diciembre.

Esta nueva fórmula combina evolución de los salarios y de la recaudación, pero no garantiza que los aumentos igualen o superen a la inflación, como sí lo hacía la anterior.

Por eso tanto en marzo como en el acumulado a junio, los aumentos fueron inferiores a la inflación.

Ante ese escenario, el Gobierno otorgó bonos ($1.500 en abril, $1.500 en mayo y $5.000 en agosto) a jubilados y pensionados de menores ingresos, pero no se integraron a los haberes.

En 2018 y 2019 los aumentos de jubilaciones y pensiones sufrieron una pérdida versus la inflación del 19,5%.

En 2020, por los incrementos diferenciados por decreto, la suba interanual de los haberes fue de entre el 24,3% (haber máximo) y 35,3% (haber mínimo), ante una inflación del 36,1%.  

Especialistas estiman una disminución o pérdida de los haberes de hasta el 8,7% frente a la inflación.

En 2021, el aumento de jubilaciones podría superar levemente a la inflación, aunque habrá que esperar lo que informe el INDEC.