Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211371

Pedirán cinco años de prisión efectiva para el conductor que mató a Jessica Vasconcelos

Mañana 8 de noviembre será el segundo juicio para determinar si Juan Gilberto Núñez Barúa debe cumplir la condena detenido.

Es por haber atropellado y matado con su camioneta a 140 kilómetros a Jessica Vasconcelos (31) el 21 de enero de 2016, quien circulaba en una moto en avenida Alvear.

Francisco Vicente Vasconcelo y María Celina Gallardo, padres de Jessica. Él denuncia que hay connivencia entre el conductor que atropelló a su hija y la policía. Ella quiere decirle a sus dos nietas que hubo justicia para su mamá.

Francisco y María, padres de la víctima y su abogado Francisco Belle en diálogo con NORTE informaron que el segundo debate en el juzgado Correccional deberá comenzar a las 8 y el acusado deberá acudir a la audiencia pese a su intento de pegar el faltazo proponiendo que se le autorice a seguir el juicio vía online, planteo que fue rechazado ante la férrea oposición de la familia de la joven.

"Estamos en la espera del nuevo juicio ya que el primero quedó sin efecto porque la jueza Morondo saque bien la cuenta:pedimos que Juan Gilberto Núñez Barúa quede detenido porque vamos a sacar de la calle a un asesinado que anda drogado, borracho y a más de 140 kilómetros en la camioneta repartiendo verduras y se debe terminar la impunidad", rogó el papá de Jessica.

" Es una persona que siempre estuvo amparada y nosotros nos sentimos desprotegidos".

El abogado explicó que "la jueza deberá definir la condena y tiene que hacer bien el cómputo ya que anteriormente hubo mala praxis, computando de seis meses a cinco años, cuando en realidad era de dos a cinco años como dice la ley número 25.189, recibiendo tres años en suspenso, y nunca pisó una comisaría o cárcel y le dio diez años de inhabilitación para conducir cuando nos consta que la transgrede constantemente", afirmó Belle y dijo que mañana solicitará el cumplimiento efectivo de cinco años de cárcel, concluyó el letrado.