Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211360
Hipólito Ruiz

Columnista

A siete días del veredicto

En estos días que restan para el domingo, la dirigencia política chaqueña hará un último esfuerzo por persuadir a los votantes para inclinar el voto. Los ciudadanos, en tanto, en una suerte de moderada expectativa, esperan que haya gestos de grandeza y que cualquiera sea el resultado, se pueda comenzar una etapa de consensos porque las demandas siguen estando latentes.

La economía y la seguridad están al tope de los problemas que tiene la comunidad. Y si bien en los temas vinculados a la política económica todo depende de lo que haga el gobierno nacional, repercute en el interior la agilidad para reaccionar que se tenga de los gobernantes locales, y qué rol ocupa la oposición.

Luego del 14 de noviembre, habrá que seguir trabajando en temas claves como el mapa de ordenamiento territorial de bosques nativos, donde la pipa de la paz dejó un humo denso, como una niebla en la que no se ve con mucha claridad lo que puede suceder.

Lo que sí, se ve claramente, es que el sector productivo que con estas lluvias deja un período de larga sequía ya puede pensar con más optimismo en hacer su aporte para la provincia y el país. Siempre lo ha hecho, y siempre el campo ha sido que acudió en auxilio de la república, pero quiere reglas del juego claras, con más acompañamiento, y menos trabas pero que sobre todo, se vaya dejando de lado medidas como los llamados cepos a las carnes, al maíz, etcétera. Es clave el voto del 14, pero es clave cómo seguiremos después de esa fecha.

LOS QUE SE FUERON SIN DECIR ADIÓS

Cuando ya se avanza en la reapertura de actividades y también en la vacunación, esos momentos duros, difíciles y de dolor que duraron 18 meses producto de la pademia de coronavirus, golpea al hacer un repaso por lo que pasó, casi sin darnos cuenta, y como si hubiéramos vivido un pasaje de una película de ciencia ficción.

Días atrás, en un comercio local, quien escribe esta columna pudo ver un aspecto de lo que deja esta pandemia. Una persona que mientras hacía un presupuesto y al pedir el nombre y dirección de correo electrónico del solicitante, cuando se la dimos, respondió: ‘Ah, ¿usted es ...?. Mi esposo lo tiene en alta estima y consideración‘, me dijo. ¿Quién es su esposo?, pregunté: ‘Era... ya no está con nosotros... se lo llevó el coronavirus al ingeniero...‘, respondió, contando acerca de los momentos vividos en sus 40 días de padecimiento de la enfermedad.

En Sáenz Peña, y en el interior del Chaco también, la Covid-19 se llevó la vida de muchas personas, algunas conocidas y otras no, pero que marcan el golpe de la ausencia irreparable, y que por esas cosas de la vorágine diaria, en los medios ahora hablamos poco. Y también, es necesario reconocer públicamente una vez más al personal de salud, a los choferes de ambulancia, como también al personal de seguridad, y a todos aquellos que expusieron su salud por servir en sus funciones.