Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211169

La historia de Ornella, el destacado trabajo del personal de salud pública

La necesidad de que se designen todo tipo de cargos y se dote al hospital "Enrique V de Llamas" de Charata de más recursos humanos es clave.

CHARATA (Agencia) - La historia de Ornella, una beba que llegó casi sin vida a la guardia del Hospital ‘Enrique V de Llamas‘ de esta ciudad, pone de manifiesto la virtud del trabajo médico, enfermeros y choferes, pero también la necesidad de que las mejoras edilicias sean acompañadas de designaciones (en todos tipos de puestos) para dotar a un nosocomio que tiene altísima demanda.

Ornella, la beba “leona”, junto a sus padres, la doctora Rey y la licenciada Parra, en la llegada al hospital de Charata.

Estrella Rey, es la médica que estaba de guardia, cuando Ornella de apenas 27 días, llegó en brazos de su madre a la guardia del hospital de Charata, casi sin vida.

La emoción se nota en el tono de voz de la doctora Rey, contando lo que sucedió hace un mes atrás.

‘Constatamos que estaba en paro cardiorrespiratorio, alcancé a decirle a la mamá que su corazoncito no estaba latiendo. Salí de allí con ella en brazos hacia la sala de partos; nunca se me hicieron tan largos los pasillos. Ornella era una beba prematura, pesaba 2.800 kilos, y había estado tres semanas en Neo‘, contó Rey.

‘En ese momento salió del paro, pero luego hace otro paro más. Mientras estábamos reanimando, llegó el doctor Denis Martínez, y la licenciada (Emilia) Parra. Junto con el doctor Denis, logramos reanimarla de nuevo y junto a dos enfermeras salimos a Castelli. Mariel Benito, la enfermera de la guardia entrante y María Herrera, otra enfermera de la guardia saliente, nueva en sus funciones, fueron las que se subieron con nosotros‘, detalló Rey.

‘Tuvimos un viaje de dos horas, con oxígeno. Yo preparaba la medicación, y nos fijábamos cómo respiraba, y como por momentos hacia paro, la asistíamos. Nuestro chofer, Hernán Toloza manejó excelente, teniendo en cuenta que es una camino bastante feo, llegamos en tiempo récord‘, agregó.

El sábado 30 de octubre, por la mañana, Ornella llegó al Hospital de Charata, tras estar casi un mes en Castelli.

‘Poder salvar una vida es la sensación más bella del mundo, y quiero agradecer a todo el equipo y felicitarlo por la gran labor que hicieron ese día‘, cerró la doctora Rey.

‘Estas historias de vida muestran lo que pasa en la Salud Pública, no todas se conocen. Hay que recordar que ahora, además para salir hay que hacer hisopados. Nosotros, organizamos todo el mes con médicos de guardia, pero es único en el servicio, que fue lo que pasó con la doctora. Que tuvo que subirse a la ambulancia, porque era una urgencia. Esta niña no podía viajar sin médico a bordo‘, explicó la directora del Hospital Emilia Parra.

‘Así queda el servicio sin médico, y en este caso me corresponde a mi cubrir la guardia, pero no soy médica. Tenemos que apelar a otros profesionales que no están de guardia. Esa misma noche (el día que Ornella fue trasladada) tuvimos otra emergencia de la zona rural que tuvimos que ir a buscar, y articulamos con médicos de Las Breñas para poder solucionarlo, porque era también una situación crítica‘, indicó.

‘Esto nos pasa a menudo, porque la ciudad crece, las emergencias son más. A nosotros nos enorgullece el resultado final, porque no siempre son positivos, y también los sentimos. Nuestro trabajo no es algo técnico o mecánico solamente. Es nuestro trabajo, no esperamos agradecimientos, pero cada vez que pasan estas cosas, son una caricia al alma‘, concluyó.