Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/210902

Otra variante que preocupa a la OMS

La Organización Mundial de la Salud confirmó que puso en marcha un monitoreo de la variante Delta plus de Covid que se detectó en Rusia, Estados Unidos, Dinamarca y el Reino Unido. La situación que genera inquietud es lo que se presenta en las islas británicas, donde se registra un número creciente de contagios. Si bien en nuestro país el escenario epidemiológico muestra en general datos alentadores, es conveniente seguir con atención la evolución de la pandemia en el hemisferio norte, para no repetir los errores que se cometieron el año pasado al comienzo de la crisis sanitaria.

Las noticias que llegan desde el Reino Unido dan cuenta de que en las últimas dos semanas se han registrado cerca de 50.000 casos positivos y casi 200 muertes por día por Covid-19. Por esa razón, en los últimos días, la doctora en virología y científica argentina radicada en Londres Jessica Levingston Macleod fue consultada por distintos medios de nuestro país sobre la evolución de la pandemia, especialmente en Inglaterra, que presenta un mayor número de casos diarios que Escocia, Gales e Irlanda del Norte. La especialista consideró que el relajamiento de las medidas de prevención y la llegada de jornadas de las temperaturas más bajas del año podrían explicar, en parte, el aumento de casos. “La gente se está juntando en ambientes cerrados, y está haciendo más frío, entonces aumenta la infección”, observó. En este punto, cabe recordar que un equipo internacional de investigadores que revisó más de un centenar de trabajos científicos sobre formas de transmisión aérea de virus respiratorios llegó a la conclusión que, en casi todo los casos, los contagios se producen por aire a través de los llamados aerosoles, que son pequeñas gotas respiratorias que una persona expulsa cada vez que tose, habla o respira. Esto quiere decir que el virus que provoca la enfermedad Covid-19 se propaga con más facilidad en espacios interiores mal ventilados. Eso podría explicar también el descenso de casos en el hemisferio sur donde las altas temperaturas permiten que las personas estén más tiempo al aire libre y no en espacios cerrados.

En nuestro país también desempeñó un papel clave en la lucha contra la pandemia, el avance de la campaña de vacunación: poco más de la mitad de la población recibió las dos dosis. Pero, como observan los expertos, es necesario vacunar a todos, incluyendo los niños, para poner fin o reducir al mínimo la circulación del virus.

Según los datos del Registro Federal de Vacunación Nominalizado, hasta la semana pasada ya se habían aplicado en todo el país 939.060 primeras dosis de la vacuna Sinopharm a menores de entre 3 y 11 años. Es importante señalar que los expertos coinciden en afirmar que es la inoculación más segura de todas, ya que emplea una tecnología basada en un virus inactivado que viene siendo utilizada desde hace varias décadas en otras vacunas pediátricas.

En Estados unidos la agencia estatal responsable de la regulación de alimentos y medicamentos, más conocida como FDA, dijo que con la vacuna Pfizer los beneficios de la vacunación pediátrica son mayores que los riesgos; y en la Argentina la Anmat llegó a una conclusión similar con la vacuna Sinopharm que, según los especialistas, tiene un mejor perfil de seguridad.

¿Por qué no impactó con fuerza la variante Delta en la Argentina, como sí ocurrió en otros países? Ante esta pregunta, la viróloga Levingston Macleod consideró que a nivel local hubo un correcto manejo de las fronteras, a diferencia de lo que ocurrió por ejemplo en el Reino Unido, donde, según Macleod, “no se cerraron las fronteras en el momento correcto, entonces el virus se expandió más rápido”.

Es importante resaltar que, a pesar del marcado descenso de contagios y hospitalizaciones a nivel local, la pandemia sigue. Hay que tener en cuenta que el fin de la crisis sanitaria se logrará cuando la mayoría de la población mundial esté inmunizada y para eso es necesario que en todos los países, especialmente en los más pobres, haya vacunas disponibles. En ese sentido, un editorial de la revista Science denunció la inequidad en el acceso a las vacunas, advirtió que ese problema afectará la forma en que la comunidad internacional enfrente las futuras enfermedades y pidió a los grandes laboratorios que transfieran tecnología para fabricar dosis en la mayor cantidad de países.

Es necesario mantener la estrategias de cuidados, especialmente en esta etapa de reducción de casos en el país, para no volver a las restricciones que perjudican a todos.