Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/210900
Madrugada violenta en Quitilipi

Una joven herida de un botellazo en la cabeza a la salida del boliche

QUITILIPI (Agencia) Una joven menor de edad resultó gravemente herida en la cabeza por el impacto una botella que le arrojaron durante un disturbio de gran magnitud a la salida de un local nocturno.

Los hechos se conocieron a través de un video que se viralizó en las redes sociales, sirviendo de prueba incluso a la policía que inició una investigación y hasta la tarde de ayer no tenía ningún otro dato certero sobre lo ocurrido.

La imagen capturada del video muestra a la joven herida e inconsciente en plena calle durante los disturbios.

Solamente trascendió por las mismas redes que la lesionada sería la joven A. de 17 años, quien como consecuencia del inesperado golpe cayó pesadamente al asfalto y quedó inconsciente.

Desde allí fue trasladada al nosocomio local y luego al 4 de Junio de Sáenz Peña, donde se determinó que su cuadro de salud era muy delicado y se habría decidido su derivación al hospital Perrando de Resistencia.

“VOLVIÓ EL DESCONTROL”      

La impactante escena del video filmado con un celular resalta la permanencia de numerosos jóvenes discutiendo, empujándose y peleando en plena calle, ya con las primeras luces del día de ayer cuando finalizó la velada en el boliche.

Esta situación despertó incontables debates entre los usuarios de las redes al preguntarse a quién le correspondería la responsabilidad por lo sucedido: a los dueños del local bailable que cuidan solamente el interior, a las autoridades que no extreman controles, a la policía que estuvo ausente, a los revoltosos que se quedaron después de hora o a sus padres que autorizan las salidas.

Por su parte, los vecinos frentistas aprovecharon para actualizar el largo reclamo que mantienen contra la actividad nocturna del boliche en plena zona céntrica, catalogada como “residencial” para el pago de impuestos.

“Volvió el descontrol y cada fin de semana es la misma historia, esto no debería permitirse si queremos una ciudad ordenada y tranquila”, lamentaron.