Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/210677

Reducir aún más la circulación del virus

La evolución de la pandemia ha mostrado en todo el mundo que si bien los niños y adolescentes forman parte del grupo etario donde se presentaron muy pocos casos graves de Covid -19, es importante que se vacune a esta franja de la población para evitar que sigan siendo una vía de contagio y que expongan a adultos de sus familias a sufrir mayores riesgos de la enfermedad.

Los sistemas sanitarios de Estados Unidos y el Reino Unido volvieron a encender las luces de alerta por el aumento en el número de niños y adolescentes diagnosticados con Covid 19. En ambos casos la variante Delta del virus Sars Cov 2, que tiene una gran capacidad de contagio, disparó en pocos días el índice de ocupación de camas en hospitales pediátricos. En el Reino Unido, la preocupación de las autoridades de Salud se centró en Inglaterra, donde se registró un nuevo récord en el número de niños menores de 14 años que dieron positivo en la prueba de Covid: ayer se superó el millón de chicos infectados. La explicación que ofrecen los científicos respecto a esta situación es que en una población con la mayoría de adultos vacunados, el virus -especialmente la variante Delta- encuentra más facilidad para hospedarse en los que no están inmunizados. Por eso se dice que hoy la pandemia es, en rigor, una pandemia de no vacunados.

Afortunadamente la mayoría de los niños no suele padecer formas graves de covid-19, pero el problema es que siguen siendo una vía de contagio y, lo que es más serio aún, muchos de ellos cursan la enfermedad sin síntomas o con manifestaciones tan leves que su entorno familiar ignora que pueden pasar el virus a otras personas. En esos casos se incrementa la transmisión intradomiciliaria y también la intergeneracional, es decir, cuando el virus pasa de los chicos a adultos o adultos mayores que viven en un mismo hogar.

En el Reino Unido, por ejemplo, el mes pasado el asesor médico del Gobierno británico, Chris Whitty, dijo que todos los niños no vacunados de edades comprendidas entre 12 y 15 años en el Reino Unido terminará infectándose de covid-19 en algún momento en los próximos meses si no han pasado ya la enfermedad. El experto advirtió ya en ese momento que la tasa más elevada de transmisión del virus en el Reino Unido se presentaba en menores de edad.

Ayer, distintos medios del Reino Unido pidieron que se acelere la vacunación de adolescentes después de que un informe periodístico revelara que, sólo en Inglaterra, casi la mitad de los nuevos casos de Covid -19 se dieron entre los menores de 20 años.

En nuestro país, la agencia de noticias Télam difundió un informe elaborado a partir de preguntas sobre la vacunación contra Covid -19 que se formularon a pediatras e investigadores de todo el país. El trabajo concluye que, según los especialistas, la vacunación contra el coronavirus a niñas y niños a partir de los tres años es segura y tiene beneficios tanto para quienes la reciben -porque disminuye la posibilidad de infección, hospitalización y muerte así como de desarrollar síndrome inflamatorio multisistémico- al tiempo que reporta un beneficio social porque disminuye la circulación del virus. El mencionado informe cita, entre otras, las declaraciones de la investigadora del Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y SIDA (Inbirs), Lourdes Arruvito, quien observó que “los niños son una población que está muy indefensa frente al virus y en la medida que se avance con la vacunación en el resto de la población se transforman en el blanco del virus como pasó en Estados Unidos y el Reino Unido donde se dispararon los casos y las hospitalizaciones de los menores de 12 años porque no estaba aprobada en ese momento la vacuna para ellos”.

Cabe recordar que recién la semana pasada se puso en marcha en nuestro país la campaña de inmunización contra Covid -19 destinada a niños de entre 3 y 11 años, con la vacuna Sinopharm, que se basa en una plataforma de virus inactivado. La aplicación de la misma es voluntaria, pero cuantos más chicos estén vacunados, mayores serán las posibilidades de reducir la circulación del virus y, por lo tanto, de superar la emergencia sanitaria.