Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/210613

Nuevas esperanzas en la lucha contra el dengue

Los esfuerzos de investigadores de distintos países para desarrollar una vacuna efectiva contra el dengue generan nuevas esperanzas en América Latina y el Caribe, una de las regiones más castigadas por esa y otras enfermedades transmitidas por mosquitos. Los resultados de un ensayo clínico de fase 3 de un estudio para inmunizar contra el dengue que acaban de ser presentados en un encuentro de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica, que se realizó en nuestro país, arrojaron datos alentadores. Según los expertos, se está cerca de contar con una nueva vacuna para prevenir casos graves de la enfermedad.

Se trata del estudio denominado de Inmunización Tetravalente contra el Dengue (TIDES), que fue presentado en el Congreso de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica que se llevó a cabo en la Ciudad de Buenos Aires. En ese ámbito se conocieron más detalles del ensayo clínico que se realizó a lo largo de tres años con la participación de más de 20.000 niños y adolescentes sanos de 4 a 16 años, en Brasil, Colombia, Panamá, República Dominicana, Nicaragua, Filipinas, Tailandia y Sri Lanka. Las pruebas mostraron que la protección contra la enfermedad puede durar hasta los tres años siguientes a la inoculación de la persona. Los casos estudiados mostraron una respuesta favorable del 62 por ciento con respecto al placebo que recibió un grupo de las personas que intervinieron en el estudio.

La noticia también despierta interés en todo el nordeste argentino, una de las regiones del país más afectadas por esta enfermedad viral transmitida por el mosquito Aedes aegypti. Cabe recordar que unos días antes de que se encendieran las primeras alarmas por la pandemia de coronavirus, en marzo del año pasado, la atención sanitaria estaba puesta en la lucha contra el dengue.

Por otra parte, debe señalarse que hasta ahora uno de los métodos más eficientes para evitar la transmisión de esta enfermedad se basa en reducir al mínimo las posibilidades de proliferación de los mosquitos Aedes aegypti que actúan como vector de esta y otras enfermedades como el zika o chikunguya. La posibilidad de contar con una vacuna contra el dengue es, en ese sentido, un avance científico muy importante y marcará, sin dudas, un antes y un después en la lucha contra la enfermedad en una región como la nuestra donde las jornadas de altas temperaturas que se registran a nivel local son propicias para que se multiplique el Aedes Aegypti, un mosquito que puede completar su ciclo de vida, desde el huevo hasta la etapa adulta, en un período que va entre los siete y los diez días. Se sabe también que los mosquitos adultos pueden vivir de cuatro a seis semanas.

Hasta ahora la lucha contra este flagelo se había enfocado en la hembra Aedes aegypti, ya que es responsable de la transmisión de enfermedades porque necesita sangre humana para el desarrollo de sus óvulos y para su metabolismo.

Dado que el Aedes aegypti prefiere poner sus huevos en recipientes artificiales que contengan agua (tambores, barriles y llantas, principalmente), dentro y alrededor de las casas, escuelas y espacios de trabajo, las campañas de prevención realizadas hasta ahora hicieron hincapié en la necesidad de eliminar los criaderos de mosquitos. Y por eso se reiteran las recomendaciones para que se adopten todas las medidas que estén al alcance de la mano de cada vecino para eliminar los posibles criaderos, como latas, botellas, neumáticos o lonas, entre otros.

Australia es otro de los países en los que los investigadores buscan nuevos métodos para luchar contra este flagelo, y en este caso estudian un sistema de control biológico para reducir la población de mosquitos que arrojó buenos resultados.

Pero mientras se espera la autorización definitiva de una vacuna contra el dengue, es importante recordar algunas recomendaciones como evitar la exposición al aire libre durante las primeras horas de la mañana y al atardecer, las horas de mayor actividad del mosquito. En lo posible utilizar mangas largas y pantalones largos si se realizan actividades al aire libre; proteger las cunas o cochecitos de los bebés con mosquiteros tipo tul al permanecer al aire libre y cuidar que, en estos casos, los niños tengan una correcta ventilación.

Mientras la comunidad continúa con las medidas preventivas, todo parece indicar que en los próximos años la Argentina podrá contar con una vacuna efectiva contra el dengue. Es de esperar que así sea.