Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/210352

Valioso estudio local sobre la pandemia

Un reciente trabajo realizado por investigadores de la Universidad Nacional del Nordeste y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas aporta nuevos elementos para saber cómo incidieron las condiciones socioeconómicas de la población en la contención y propagación del virus Sars Cov 2 en la provincia del Chaco.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación para el Desarrollo del Territorio y el Hábitat Humano, que depende del Conicet y la UNNE, cuyas conclusiones serán de gran utilidad a la hora de diseñar políticas públicas territoriales y de hábitat.

Según este estudio, en los hogares de mayores niveles de vulnerabilidad social los aspectos ambientales, habitacionales y edilicios de las viviendas incidieron negativamente en el tránsito por la enfermedad de los contagiados y aislados, así como en la propagación del virus que causa la enfermedad denominada por la Organización Mundial de la Salud como Covid-19.

Hoy se sabe que los contagios del Sars Cov 2 se producen por aire a través de los aerosoles, que son pequeñas gotas respiratorias que una persona expulsa cada vez que tose, habla o respira. De esa manera, el virus se propaga con más facilidad en espacios interiores mal ventilados. Lo mismo ocurre con la mayoría de los virus respiratorios.

De manera que, de ahora en más, será necesario tener en cuenta estos aspectos a la hora de diseñar o refaccionar viviendas, edificios escolares, oficinas públicas y espacios en los que las personas pasan mucho tiempo.

Otros de los datos que aporta el trabajo del Instituto de Investigación para el Desarrollo del Territorio y el Hábitat Humano muestran que hubo una fuerte concentración de mortalidad en los departamentos provinciales San Fernando y Comandante Fernández, que la propagación del virus siguió una trayectoria socioeconómica de menores a mayores niveles de vulnerabilidad social y que mayoritariamente las personas encuestadas afectadas por la enfermedad tuvieron continuidad laboral durante la cuarentena.

“En sectores más vulnerables, fue prácticamente nula la proporción de hogares que contaron con espacios específicos en la vivienda para realizar las actividades escolares, y la mayor proporción de estudiantes contó solo con teléfonos celulares compartidos, un poco menos con teléfonos celulares propios y una muy baja proporción con una computadora individual o compartida”, agrega el informe preliminar que dio a conocer la UNNE sobre este estudio que analizó lo ocurrido en los primeros meses de la pandemia en nuestra provincia, entre el 31 de marzo y 31 de agosto del año pasado.

El director del proyecto de investigación, el arquitecto Miguel Ángel Barreto, calificó al informe como “un valioso insumo para la toma de decisiones en materia de políticas públicas, como para un mejor conocimiento de la ciudadanía sobre las problemáticas generadas por la pandemia”.

El mes pasado la revista Science publicó un artículo con evidencia científica que muestra que casi todos los virus respiratorios tienen transmisión importante por el aire. Este dato no es menor ya que como señala el experto en el estudio de aerosoles y profesor de Ciencias Ambientales en la Universidad de Colorado, EEUU, José Luis Jiménez, el contagio del virus Sars Cov 2 es mucho más fácil en interiores con poca o nula ventilación que en lugares al aire libre. Por eso se asegura que, en realidad, la pandemia es una pandemia de interiores.

Y se puede afirmar que también es una pandemia de no vacunados, ya que hay datos concretos que confirman que los que no fueron inmunizados están más expuestos a enfermarse con cuadros más graves. El estudio de la UNNE y el Conicet sobre la relación entre las condiciones socioeconómicas de la población y la contención y propagación del virus es, sin dudas, un gran aporte para el diseño de nuevas políticas públicas.

Si, como señalan algunos especialistas en salud pública, lo más probable es que la comunidad se tenga que acostumbra a convivir con el coronavirus que desató la pandemia, entonces será necesario apelar a todo el conocimiento relacionado con la emergencia sanitaria que se generó en los últimos meses con el fin de mejorar las estrategias de prevención y cuidado de la salud de la población. En la medida que más se conozca sobre cómo prevenir la transmisión del virus, entonces se estará en condiciones de tomar mejores decisiones para beneficio de toda la comunidad.