Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/210033

Nafta sintética chilena para Porsche

Aunque parece que la tendencia global es convertir todos los coches al formato eléctrico en el menor tiempo posible, todavía hay marcas que buscan soluciones alternativas para el futuro. Una de estas marcas es Porsche que sigue apostando por los combustibles sintéticos, los denominados e-fuels, que tienen como ventaja las bajas emisiones en su proceso productivo.

Los alemanes fueron pioneros en la fabricación de combustibles sintéticos durante la Segunda Guerra y sus ingenieros parecen no haber olvidado la importancia que tuvo independizarse del petróleo en aquellos años aunque los procesos productivos son hoy muy diferentes. De hecho, la marca de Stuttgart piensa llevar a nivel industrial la nueva planta de producción en Punta Arenas, Chile, que estará lista operativa en 2022.

La planta que Porsche y Siemens planean en Chile para expandirse a nivel industrial estima producir combustible a partir del agua de mar mediante el uso de electricidad generada por molinos de viento.

El proyecto es una iniciativa en conjunto entre Porsche y Siemens junto con otras empresas para potenciar los combustibles sintéticos. La planta chilena produce una nafta sintética prácticamente neutra en CO2. 

En 2022 se espera que pueda producir alrededor de 130.000 litros de e-fuel, mientras que su producción irá aumentando con el paso del tiempo. Para 2024 su capacidad será de 55 millones de litros y para 2026 podría llegar a los 550 millones de litros. 

Para hacerlo se utilizara energía eólica renovable de bajo coste para dividir el agua en oxígeno e hidrógeno mediante electrolisis, filtrar el CO2 del aire y combinarlo con el hidrógeno para producir metanol sintético.

Que veamos en los surtidores mangueras de combustible sintético depende de muchos factores. Por ahora los costos en Chile “cierran” para Porsche pero hay demasiadas variables en juego.

En competición

El combustible sintético producido por Porsche se está probando en sus propios vehículos. Las primeras cargas de e-fuel de Chile se usarán oficialmente en los coches de competición de la Porsche Mobil 1 Supercup -telonera de la F1- a partir del próximo 2022 y ya hay algunas unidades corriendo a modo de prueba en pista. Este movimiento es un gran impulso a la descarbonización del sector y entra dentro del objetivo de la marca de ser neutral en emisiones de CO2 a partir de 2030.

A largo plazo, los combustibles sintéticos aparecen como una gran solución para los propietarios de Porsche aferrados a la combustión interna. Sería la solución para que sus coches pudieran seguir utilizándose en algunos lugares donde se plantea la prohibición de todos los vehículos que no sean eléctricos. 

Los deportivos como el Porsche 911 están en la mira de varios países de Europa pero al mismo tiempo tienen una gran demanda y, al igual que los clásicos, un valor especial para los de Stuttgart debido a que el 70 % de 911 fabricados sigue en circulación. Con los e-fuel, sus emisiones se reducirían en un 90 % y todos quedarian satisfechos.

El E-fuel de Porsche ya se utiliza en la copa de la marca que corre a modo de telonera de la Formula Uno.

Fases del proyecto

En la primera fase del proyecto, los electrolizadores utilizarán la energía eólica para dividir las moléculas de agua en sus componentes básicos, oxígeno e hidrógeno. Después, el hidrógeno verde se combina con el CO2 filtrado del aire en el reactor de metanol de la empresa MAN Energy Solutions. El resultado: metanol verde, que luego se convierte en nafta climáticamente neutra en un paso adicional.

Aunque hay voces que se levantan contra este proceso, se indicó que fabricar combustible sintético es viable debido a varios factores:

1. El costo del Hidrógeno Verde en Chile es el más bajo del mundo.

2. El Hidrógeno verde se mezcla con CO2 de la Atmósfera, por lo cual elimina a la atmosfera la misma cantidad de carbono que esta recibió. Esto se llama contaminación neutra.

3. La pureza del combustible sintético garantiza más vida útil de los motores a combustión y menos mantenimiento.

4. El precio, dependerá de tres variables.

a. Depreciación de la Inversión.

b. Demanda del Producto.

c. Subvención, marco regulatorio y garantías del Estado