Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/209882
ACOPIAR, CONSERVAR Y DIFUNDIR EL PATRIMONIO

67º aniversario del Archivo Histórico de la Provincia

Los archivos históricos son tan antiguos como la organización social de la humanidad. Sus orígenes pueden remontarse a la aparición de la escritura.

Los primeros archivos aparecen junto con los primeros imperios, como herramienta de control de la población y de la riqueza. Socialmente estos son los más reconocidos, ya que son los precursores de la prestación de servicios a la investigación, la cultura y la sociedad.

El 25 de septiembre de 1954, el primer gobernador constitucional del Chaco, Felipe Gallardo, firma el decreto 2318 de creación del Archivo Histórico, Biblioteca y Museo de la Provincia, que designó a monseñor Alumni como director del mismo.

El Archivo Histórico de la Provincia del Chaco fue creado por iniciativa de monseñor José Alumni, que ejerció como vicario de la Diócesis de Resistencia y se destacó como historiador y arqueólogo. Hombre dinámico y de espíritu emprendedor, trabajó incansablemente para que el Chaco tuviera su Archivo Histórico.

Decía Alumni: “Los largos años de mi actuación en el Chaco y mi pasión por los estudios históricos hicieron que no escatimara esfuerzos a fin de buscar que en esta zona del país hubiera un instituto oficial que buscara, estudiara y divulgara nuestro pasado histórico”.

La libreta de enrolamiento de Isidro Velázquez, una de las piezas históricas que son parte del archivo histórico.

La creación de la provincia en 1951 y su amistad con el primer gobernador, don Felipe Gallardo, fueron la ocasión propicia para poder concretarlo. Es así que el 25 de septiembre de 1954, el primer gobernador constitucional del Chaco firma el decreto 2318 de creación del Archivo Histórico, Biblioteca y Museo de la Provincia, que además designó a monseñor Alumni como director del mismo.

El decreto consta de siete artículos y en el 2° establece que el archivo “tiene por objeto acumular, conservar y divulgar los documentos, obras y objetos que concentran el saber y la experiencia del pasado, para orientar por medio de ellos la evolución espiritual de nuestro pueblo y crear un tipo de cultura superior”.

Es importante remarcar que el Archivo Histórico tiene como función la custodia y conservación de los documentos calificados como de “conservación permanente”, fruto de la sedimentación documental producida con el paso del tiempo.

Esta institución es responsable de la custodia, conservación y tratamiento de los fondos pertenecientes al Patrimonio Histórico Documental, para que sea el reflejo de la trayectoria de la acción del hombre u organismos a lo largo de la historia, o en todo caso, que resulten altamente significativas por su valor histórico, su singular importancia o su proyección en la sociedad.

Los espacios físicos destinados al almacenamiento de los documentos tomaron diferentes nombres según su dependencia y las funciones para las cuales fueron creadas, se los preservaron de diversas maneras y en diferentes lugares con un fin determinado, pero sin una concepción preestablecida, el archivo fue el lugar destinado a guardar los documentos, y donde reciben los procesos técnicos de clasificación, ordenación e identificación para la conservación del acervo documental único para la investigación científica del Chaco.

Por eso debemos tener en cuenta que el archivo histórico es un centro de información que tiene características comunes a otras instituciones, como ser las bibliotecas, los centros de documentación, o los museos, pero el archivo realiza funciones específicas que lo diferencia de estos, en las diferentes instituciones de información los documentos se resguardan e instruye a los usuarios; en los Archivos Históricos, además de informar, resguardar y educar, sirven de prueba.

Constituyen la garantía de la evolución jurídica y administrativa de la sociedad, son la memoria colectiva de una nación, región o localidad que evidencian la experiencia humana, es por eso que su finalidad es brindar servicios y proporcionar el acceso a la documentación, esencialmente de carácter patrimonial, para su uso como fuentes historiográficas.

Los usuarios por excelencia son los interesados en el valor secundario que han adquirido los documentos al final de su ciclo de vida.

Conjuntamente entre el Departamento de Historia de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional del Nordeste y el Ministerio de Educación de la Provincia, por iniciativa de su directora, por entonces la profesora Alba Nidia Dellamea de Prieto, se realizaron las tratativas por las cuales en 1989 se implementara la Tecnicatura en Archivología.

Transcurrido el tiempo y en respuesta a la Ley de Educación Superior 24.521, en 1998 se conformó en la carrera de grado Licenciatura en Ciencias de la Información con las orientaciones en Archivología y Bibliotecología, con los títulos intermedios de archivista y de bibliotecario, respectivamente.

Donación de la familia de Miguel Fernández

Con el paso del tiempo ha cumplido con la premisa por la cual fue creado el archivo, la de acopiar, conservar y difundir su patrimonio documental, es así que este año se consiguió la donación de la biblioteca y documentos que pertenecieron al periodista y exdirector de NORTE, Miguel Ángel Fernández, quien fuera usuario y amigo de la institución, ya que por su labor investigativa recurría permanentemente a consultar los documentos que resguarda el archivo. Por iniciativa del director de la institución, su hija Mary Fernández y su nieta Florencia Martínez, se logró pasar en calidad de donación tan importante acervo que redundará en beneficio de los usuarios que permanentemente acuden a consultar en la institución. Indudablemente es la mejor decisión que pudieron tomar sus familiares, considerando la amistad y el vínculo que unían al archivo con Miguel Ángel Fernández.

El Archivo Histórico es una unidad de información que, conjuntamente con las transformaciones y requerimientos de la nueva sociedad, perfeccionó sus funciones y ha diversificado gradualmente sus actividades de servicio a la investigación, sobre todo en estos tiempos de pandemia, adaptando sus servicios a las exigencias de los tiempos actuales.

*Director Archivo Histórico de la Provincia “Monseñor José Alumni”